Despliega el menú
Teruel

pandemia

Tarmac habilita espacio para recibir 25 aviones ante el parón aéreo debido al coronavirus

La empresa de conservación de aeronaves en el aeropuerto mantiene contactos con varias aerolíneas.

Aviones aparcados frente a los hangares del aeropuerto de Teruel.
Aviones aparcados frente a los hangares del aeropuerto de Teruel.
Jorge Escudero

El aeropuerto de Teruel se dispone a recibir una oleada de aviones que, previsiblemente, quedarán inactivos debido a las restricciones aéreas establecidas como consecuencia de la pandemia del coronavirus. Frente a una tónica económica general de paralización o contracción de la actividad, la empresa Tarmac mantiene contactos con varias compañías, sobre todo europeas, para ganar carga de trabajo al estacionar y conservar sus aviones en el complejo aeroportuario turolense.

El director general de Tarmac-Aragón en Teruel, Pedro Sáez, ha explicado que la campa de estacionamiento dispone de espacio para recibir 25 aviones más. Actualmente, están aparcados en la explanada de larga estancia 79 grandes aeronaves.

El directivo de Tarmac reconoce que la empresa tiene "prevista" la próxima llegada de aviones que quedarán fuera de servicio por la caída del número de vuelos. Aclara que todavía es pronto para saber cuándo empezarán a llegar las aeronaves y cuántas serán porque "la incertidumbre es tremenda". Añade que "faltan los permisos para volar y disponer las tripulaciones para los viajes", pero señala que las primeras unidades podrían aterrizar de inmediato.

El incremento de la actividad en el aeropuerto contrasta con el parón general de la actividad económica. Las organizaciones patronales han emitido un comunicado en el que muestran su "apoyo y respaldo" a las medidas adoptadas por el Gobierno para frenar la expansión del coronavirus pero, a renglón seguido, piden medidas urgentes para minimizar el impacto negativo que la situación causará en el tejido empresarial.

La CEOE, la Cepyme y la CEAT de Teruel alertan del frenazo al sector turístico, el comercio y la industria en vísperas del cierre de la térmica de Andorra. Reclaman medidas para garantizar la liquidez de las empresas, la agilización y simplificación de los expedientes de regulación temporal de empleo, facilitar el acceso al crédito, suspender las cotizaciones sociales y aplazar y fraccionar el pago de impuestos.

Mientras la economía se atasca con la epidemia de coronavirus, el Ayuntamiento de Teruel toma iniciativas para minimizar la propagación. La alcaldesa, Emma Buj, anuncia que el aparato administrativo municipal permanecerá con "servicios mínimos" y solo atenderá a los particulares bajo cita previa y si es "absolutamente necesario". Aclara que los servicios sociales atenderán las solicitudes de ayudas de urgencia.

Por otro lado, a través de la aplicación Línea Verde el Ayuntamiento distribuye un mensaje del Servicio Aragonés de Salud para que los ciudadanos solo acudan a los centros de salud "si es estrictamente necesario" y guardando las medidas de seguridad establecidas: mantener la distancia mínima de seguridad de dos metros y utilizar mascarilla si disponen de ella.

La Concejalía de Juventud ha puesto en marcha por su parte un concurso de microvídeos y otro de dibujo bajo el lema ‘Teruel se queda en casa’, cuyo objetivo es animar a los niños a lanzar mensajes positivos sobre la crisis del coronavirus y facilitar actividades para que padres e hijos se diviertan durante el tiempo de confinamiento. Los audiovisuales serán como máximo de tres minutos y el ganador recibirá un premio de 100 euros. Los ganadores del certamen de dibujo –habrá varias categorías en función de la edad– recibirán un vale de 25 euros del Centro Comercial Abierto.

El principal foco de la enfermedad en la provincia se mantiene en Monreal del Campo, con nueve casos confirmados. El alcalde, Carlos Redón, se muestra "orgulloso y emocionado" de la respuesta vecinal ante el problema. Señala que el personal de la residencia donde surgió el brote y del centro de salud han hecho "un gran trabajo" para contener la epidemia y la población en general ha respetado las normas de prevención para evitar la transmisión, lo que ha frenado la aparición de nuevos casos desde hace varios días.

Por otro lado, en distintos puntos de la provincia voluntarios ofrecen su ayuda gratuita a las personas mayores para hacer las compras o cubrir sus necesidades de desplazarse. También Cruz Roja pone a disposición de los ancianos sus efectivos para abastecerles de productos de primera necesidad.

Un residente del centro Javalambre, hospitalizado

Un anciano alojado en la residencia de la tercera edad Javalambre de Teruel permanece ingresado en el hospital Obispo Polanco aquejado de coronavirus. Este caso abre el segundo foco de la enfermedad en la provincia tras la cadena de infecciones detectada en Monreal del Campo, vinculada a la residencia de mayores de la localidad.

El residente contagiado por el Covid-19 en la residencia Javalambre ingresó el pasado viernes en el hospital. El centro geriátrico Javalambre pertenece al Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) y con sus 500 plazas es el más grande de Aragón y uno de los mayores de todo el país. Para evitar los contagios, la dirección ha prohibido las visitas a los residentes y también que estos salgan del establecimiento o se muevan entre las distintas plantas.

Una empleada de la residencia reconoce estar "muy preocupada" por el primer caso registrado en este centro geriátrico debido a la "tipología" de los residentes, que son en su gran mayoría personas asistidas –la entrada de válidos se limita desde hace años a acompañantes de asistidos– y con una edad muy avanzada –la media ronda los 90 años– con lo que se trata en todos los casos de "personas de riesgo" ante el contagio por Covid-

Etiquetas
Comentarios