Despliega el menú
Teruel

teruel

Lledó: de una escuela en peligro por falta de niños a ampliar aulas

La escuela pasa de amenaza de cierre en 2013 con solo 3 escolares a 36 alumnos, en parte llegados de otros pueblos. 

La ampliación del colegio de Lledó, en primer término, al arrancar el curso.
La ampliación del colegio de Lledó, en primer término, al arrancar el curso.
Heraldo

De estar amenazado por la falta de niños a tener que ser ampliado. El colegio público de Lledó ha vivido en los últimos años un espectacular aumento del número de alumnos matriculados. El centro educativo inició el curso con 36 alumnos, dos más que el año pasado, en una localidad de 172 habitantes. En 2013 peligró la continuidad del centro, integrado en el CRA Algars, por falta de alumnos al quedarse con solo 3 niños. Hace cuatro años el colegio comenzó su resurgimiento con 12 alumnos matriculados, un tercio del número actual. Solo dos años después la matrícula era ya de 29.

El edificio tuvo que ser ampliado el año pasado. La DGA llevó a cabo una inversión de 200.000 euros para erigir un edificio anexo a las antiguas escuelas para solventar así los problemas de espacio. El centro pasó durante el pasado curso de tener 2 tutores a 3.

El crecimiento del alumnado se debe a un aumento de la natalidad, unido al asentamiento de varias familias procedentes de centroeuropa que se han establecido en masías y viviendas campestres. Asimismo, el centro cuenta con varios alumnos de otras localidades como Cretas, Valderrobres y Batea (Tarragona).

Padres de otros municipios han matriculado a sus hijos en Lledó por el sistema de aprendizaje adoptado en los últimos cursos por el CRA Algars, que se basa, como explicaron desde la dirección, en un proyecto de innovación "respetuoso". Asimismo, en sus clases optan por una enseñanza a través de trabajos por proyectos y apuestan por impartir una comunicación no violenta. "Tenemos varios pilares básicos en nuestra forma de enseñar y pensamos que nos está dando muy buenos resultados", explicó Amaya Alquézar, directora del CRA Algars.

Por su parte, el Ayuntamiento demanda a la DGA más recursos para acondicionar las distintas zonas que utilizan los alumnos del colegio. De igual modo, exigen que sufrague los costes derivados del mantenimiento y limpieza de las instalaciones ampliadas. "Educación tiene que apoyarnos. En los últimos años han aumentado los alumnos y nos parece muy positivo, pero también han aumentado los gastos", dijo la alcaldesa, María Teresa Crivillé.

Etiquetas
Comentarios