Teruel

comarca del bajo martín

Unas 2.000 personas visitan cada año el Cabezo de Alcalá, en Azaila

En este poblado íbero hay restos del siglo VIII a.c y en él se conserva una de las dos únicas rampas de asalto romanas del mundo.

Alumnos de la Universidad de la experiencia de Zaragoza, el pasado marzo, en el Cabezo de Alcalá.
Alumnos de la Universidad de la experiencia de Zaragoza, el pasado marzo, en el Cabezo de Alcalá.
Vida Primitiva

Alrededor de 2.000 personas visitan cada año el yacimiento íbero del Cabezo de Alcalá, situado en la localidad de Azaila. Son los datos que manejan Eva Gil y David Castillo, responsables de Vida Primitiva, empresa a través de la que gestionan el centro de interpretación y las visitas al yacimiento.

Los restos más antiguos que se encuentran en él datan del siglo VIII a.c. Entre ellos se encuentra una rampa de asalto romana, una de las dos únicas que se conservan en todo el mundo. Además, en el Cabezo de Alcalá se descubrieron las termas más antiguas de la Península Ibérica.

Disponer de estas piezas exclusivas así como el buen estado de conservación en el que se encuentra todo el yacimiento, hace que los turistas que llegan hasta Azaila lo hagan tanto de diversas partes de España como de fuera del país.

Entre los extranjeros, predominan los franceses, tanto por la cercanía como por el interés que tienen en la cultura íbera, que también forma parte de su pasado. Alemania es otro de los países de origen más frecuentes, en este caso, por la proximidad de Caspe, donde muchos alemanes veranean, atraídos por el turismo de pesca.

Desde el año 2008, cuando se realizaron las últimas excavaciones, el Cabezo de Alcalá quedó vallado y gestionado por el Centro Íberos del Bajo Aragón (CIBA). Entonces, solo se podía visitar los fines de semana, durante tres horas. “Era muy poco tiempo para este yacimiento, el más importante de la cultura íbera a nivel nacional”, explica Eva.

Así, en 2015, junto con su compañero David, propusieron al Ayuntamiento de Azaila que solicitara la gestión del yacimiento al CIBA, comprometiéndose a atender a los visitantes y a dinamizar el espacio con propuestas de ocio y de turismo.

Desde entonces, la media de visitantes anual ronda las 2.000 personas y los colegios que incluyen en sus programaciones una excursión al Cabezo de Alcalá son cada vez más. “Desde marzo hasta mayo, recibimos a dos centros escolares por semana y cada grupo es de 50 o 55 niños”, explica Eva. La mayoría son colegios de Zaragoza, además de los centros de la zona.

Junto con la visita de Azaila, la propuesta para colegios incluye también la práctica de tiro con arco y un paseo por la villa romana de la Loma del Regadío, en la localidad vecina de Urrea de Gaén. Este otro yacimiento también lo gestiona Vida Primitiva y está disponible para su visita general.

El precio de estas visitas personalizadas es de 4 euros, en el caso del Cabezo de Alcalá, incluyendo un paseo guiado con explicaciones detalladas por el poblado íbero, de una hora de duración, y también la entrada al centro de interpretación. En el caso de los restos de Urrea, el precio es de 5 euros.

Los recintos está disponibles para su visita de miércoles a domingo, de 10 a 13.00 y de 16 a 18.00, horario que se ampliará próximamente de cara al verano. Aunque no es obligatorio concertar con antelación la cita, sí que se recomienda contactar previamente para evitar esperas en caso de que haya varios grupos interesados al mismo tiempo.

Etiquetas
Comentarios