Teruel

Heraldo Saludable

teruel

Los anestesistas del Obispo Polanco piden refuerzos para este verano

Quieren que especialistas de Zaragoza les ayuden en las guardias, pues solo 7 de los 12 en plantilla trabajan tardes y noches.

El hospital Obispo Polanco, en la foto, cuenta con una plantilla de 12 anestesistas.
El hospital Obispo Polanco, en la foto, cuenta con una plantilla de 12 anestesistas.
Antonio Garcia/Bykofoto

Los problemas vuelven al Servicio de Anestesiología del hospital Obispo Polanco de Teruel. De los 12 facultativos con que cuenta la plantilla, uno está de baja y no hay sustituto para él, otro va a coger una excedencia, otros dos tienen reducción de jornada y tres no hacen guardias por ser mayores de 55 años. Así las cosas, solo 7 especialistas estarán disponibles este verano para cubrir los turnos de guardias, un número totalmente insuficiente, según denuncian fuentes del Servicio, si se tiene en cuenta que la población de la provincia "se triplica" de julio a septiembre y, con ella, los casos de urgencia. El panorama se complica aún más al tener que coger vacaciones los médicos.

Algunos anestesistas han mostrado su rechazo a la que dicen ser la "única solución" que ha propuesto la Dirección del hospital, que consistiría en reducir de dos a uno los facultativos de presencia física durante las tardes y fines de semana –periodos de guardias–, mientras que un segundo profesional estaría localizado por si fuera necesaria su incorporación ante la entrada de una nueva urgencia.

"Un médico puede tardar solo de 15 a 20 minutos en llegar al hospital desde su casa, pero, en Anestesia, en tres minutos puede morir una persona en un quirófano si no se le presta la atención que necesita", aseguraron fuentes del Servicio, las cuales subrayaron que "muchas veces" coinciden dos urgencias.

"Riesgo para los pacientes"

"Hay momentos en los que estamos operando, suena el timbre que avisa de que hay que hacer una cesárea urgente, y uno tiene que salir corriendo", relatan los anestesistas. "Estamos dispuestos a sacrificarnos y a asumir más trabajo, pero no queremos que un solo profesional haga guardias, porque hay un riesgo alto para los pacientes", afirmaron.

Reclaman que anestesistas de hospitales de Zaragoza se desplacen a Teruel y se integren en los turnos de guardias del Obispo Polanco, una medida que ya se aplicó durante el año pasado, pero que cesó a principios de 2019 al completarse –por primera vez en muchos años– la plantilla de este último centro con personal que consiguió una plaza tras la Oferta Pública de Empleo (OPE).

"La plantilla se completó este año, pero solo en teoría, porque en la práctica hay bajas e incidencias que no están resueltas", destacan desde el Servicio de Anestesiología de Teruel. A principios de año, los facultativos comunicaron a la Gerencia del Salud su disconformidad con la propuesta de limitar a uno solo los profesionales de guardia. Fue entonces cuando demandaron que anestesistas del Miguel Servet y del Clínico en Zaragoza vuelvan a hacer guardias en el Obispo Polanco.

Desde el Departamento de Salud del Gobierno aragonés indicaron este jueves que "no hay ninguna decisión tomada" respecto a la organización del verano en el Servicio de Anestesiología de Teruel. "Internamente, se están valorando las distintas opciones", matizaron. Agregaron que "muchos centros" en Aragón, incluidos los de Zaragoza capital, tienen problemas por falta de anestesistas.

El sindicato médico CESM mostró este jueves su "apoyo total a los compañeros de Anestesiología". Fuentes de esta formación afirmaron que el Obispo Polanco "arrastra una falta de especialistas desde hace más de una década y el Gobierno aragonés no está haciendo nada por solucionarla". Desde CESM indicaron que las condiciones retributivas para los médicos en Aragón son "peores" que en otras comunidades autónomas, algo que "no ayuda" a que lleguen nuevos profesionales. Según dijeron, el exceso de guardias también está disuadiendo a los médicos, al impedir la conciliación familiar.

Etiquetas
Comentarios