Despliega el menú
Aragón

Las jubilaciones y el aumento de su cartera de servicios, claves en la falta de anestesistas

Con el PP se retiraron 17 médicos y 31 cumplen 65 años de 2016 a 2020. Ha crecido su actividad al requerirles para más pruebas y operaciones.

Momentos previos a una operación en un quirófano del hospital Miguel Servet.
Momentos previos a una operación en un quirófano del hospital Miguel Servet.
Oliver Duch

El déficit de médicos es un hecho, sobre todo, en algunas especialidades como anestesia. Aunque el Salud consiguió cubrir las 49 plazas fijas ofertadas en la última Oferta de Empleo Público (OPE), sigue teniendo problemas para buscar candidatos para algunas vacantes interinas por la falta de efectivos, según denuncia la propia Administración. Las jubilaciones, algunas forzosas, y el aumento de su cartera de servicios parecen ser las claves que apuntan algunos expertos para entender la carencia de estos profesionales.

El último Plan de Recursos Humanos del Salud (aprobado en 2017) ya reconocía de partida un déficit en la plantilla de anestesistas (ocho personas menos de las 217 necesarias) y preveía ya problemas de cara al futuro. Pese a las próximas incorporaciones de los residentes, entendía que Aragón llegaría a 2020 con una carencia de seis profesionales y había que tomar medidas, como la convocatoria de ofertas de empleo.

Por eso, los problemas registrados en los últimos años para cubrir algunas plazas no debería haber pillado por sorpresa a la Administración. El Salud solo pudo cubrir nueve de las 19 vacantes interinas ofertadas el pasado mes de diciembre. En el primer llamamiento, quedaron sin cubrir un puesto en el Miguel Servet, sustituciones maternales en Calatayud, Barbastro y Teruel y otras seis en el Clínico. Precisamente, en este último hospital se han tenido que suspender quirófanos de mañana hasta final de mes por la falta de seis especialistas, una situación que se ha agravado al llegar a coincidir además cuatro bajas por enfermedad a la vez.

Pero, ¿qué explica este déficit de anestesistas? Algunos expertos insisten en que el problema no es mayor que en otras especialidades y es similar al resto de España. No obstante, algunas fuentes apuntan a que Aragón podría estar sufriendo todavía las secuelas de la jubilación forzosa que impuso el PP.

Entonces, como medida de ahorro, no se dejó seguir trabajando a ningún profesional que tuviera más de 65 años. El estatuto marco del personal delSalud permite hacerlo hasta los 70. Según ha podido saber este periódico, en esa legislatura se jubilaron, voluntariamente o no, 17 anestesistas. Además, el nuevo Plan de Recursos Humanos del Salud recoge que otros 18 médicos de esta disciplina cumplieron 65 años de 2016 a 2018 y otros 13 lo harán entre este año y el que viene.

Alargar la vida laboral

Ante los problemas registrados para cubrir algunas plazas, el actual Gobierno ha dejado abierta la posibilidad de que puedan trabajar hasta los 67 años. Un gran paso para el sindicato médico CesmAragón, pero todavía insuficiente dada la carencia de especialistas. Ha pedido de nuevo que los facultativos puedan alargar de nuevo la vida laboral tres años más. De momento, el Gobierno no se ha pronunciado en ese sentido. De hecho, ha seguido jubilando a anestesistas que habían pedido seguir trabajando hasta los 70.

Aunque las jubilaciones están sobre la mesa, el presidente de la Asociación de Anestesistas de Aragón, Pedro Arauzo, asegura que el déficit de anestesistas está también directamente relacionado con el incremento de la cartera de servicios de la especialidad en los últimos años.

Explica que las especialidades quirúrgicas se han multiplicado y a los anestesistas, además, se les precisa para otros muchos procesos o pruebas fuera de quirófano. «Algo que ha evolucionado en los últimos años de manera notable», señaló el especialista. Ahora, se les requiere en colonoscopias, sedaciones en resonancias, dolores agudos en los postoperatorios, sedaciones en quemados, en intervencionismo cardiaco... Además, algunos deben estar localizados las 24 horas para los trasplantes. «Por no hablar del aumento de las cirugías ambulatorias, que representan ya entre un 15% o 20% del total», añade.

Respecto a las posibles soluciones que se pueden plantear, Arauzo no aboga por un aumento significativo de las plazas de formación MIR (interno residente), ya que recuerda que se corre el riesgo de «desprestigiar o degradar» la especialidad si se pasa al extremo contrario con un exceso de profesionales.

Plante en el Miguel Servet

Precisamente, el déficit de anestesistas coincide con el plante de los profesionales del hospital Miguel Servet. Llevan ya dos semanas sin hacer operaciones en horario de tarde.Unas intervenciones que hacen voluntariamente para intentar reducir la lista de espera. El Servicio Aragonés de Salud les remitió una resolución por la que modificaba, de manera unilateral, sus condiciones económicas (les pasaba a pagar por proceso en lugar de por tardes). Tras el malestar, la Administración retiró la orden, pero la negativa de los profesionales a operar sigue al querer una mejora económica de 120 euros por tarde. Ahora por tarde se les abona 330 euros.

Etiquetas
Comentarios