Teruel

ADIF

ADIF adjudica las primeras obras para que circulen grandes trenes de carga

Contrata la prolongación de vías en las estaciones de Estivella, Teruel, Ferreruela y Cariñena por 7 millones para que puedan operar convoyes de 750 metros en 2020.

Imagen _DSC1515
Andén de la estación de tren de Teruel, una de las que contarán con nuevo apartadero.
A. García/bykofoto

El ente público Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) ha dado un paso definitivo para multiplicar el tráfico de mercancías en la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto. Su consejo de administración acaba de adjudicar por 7 millones de euros las primeras obras que permitirán circular trenes de 750 metros, con lo que el corredor ganará en competitividad a lo largo del próximo año.

La empresa Contratas y Ventas (Convensa) se encargará de prolongar una vía de apartado en las estaciones de Estivella, Teruel, Ferreruela y Cariñena, de modo que se podrán cruzar los trenes de viajeros con largos mercantes que demandan las propias empresas operadoras para lograr una mayor eficiencia en la explotación de los servicios.

El compromiso estatal es mejorar en al menos un 15% las condiciones de explotación de la línea de Teruel. Para lograr este objetivo es imprescindible acometer los apartaderos, tras haber paliado parte de las limitaciones de velocidad y de peso por eje y estrenado el sistema de comunicaciones tren-tierra entre Zaragoza y Teruel. Esto permitió el año pasado que la línea pudiera estar ya operativa las 24 horas del día y multiplicar su capacidad real de tráfico, pero en 10 meses se dará otro salto cualitativo al permitir que circulen trenes de 750 metros, un 25% más de longitud que los actuales.

Para ejecutar la prolongación de las vías de apartado será necesaria la construcción de plataforma nueva. Además, se renovarán distintos tramos con la mejora de la superestructura actual de vía, la sustitución de traviesas y carril y la aportación de nueva capa de balasto. Asimismo, los cambios en el ancho de la plataforma y la cota de rasante obligarán a construir nuevos muros en las estaciones de Estivella y Teruel, según informaron a este diario fuentes oficiales de Fomento.

De forma paralela, se actuará en diferentes estructuras de las estaciones de Estivella, Cariñena y Ferreruela mediante trabajos de ampliación y demolición para su posterior reposición.

Con posterioridad, el ADIF adjudicará los apartaderos de 750 metros previstos en otras tres estaciones, las de Navajas y Barracas (Valencia) y la de La Puebla de Valverde (Teruel). Las obras ya salieron a concurso, por lo que será cuestión de unas semanas que tengan también un contratista.

El coste total de los apartaderos rondará los 11,3 millones y su pretensión es que estén listos a principios del próximo año. No obstante, habrá que esperar hasta mediados de 2020, puesto que el contrato para la modificación de la señalización de las estaciones en las que se construirán tiene un plazo de ejecución de 18 meses. Su importe de licitación supera los 9 millones.

Al mismo tiempo, el ADIF ha lanzado las licitaciones para adecuar la vía única entre Zaragoza, Teruel y Sagunto, que implicará la sustitución de 100.000 traviesas y decenas de kilómetros de raíles deteriorados, además de la renovación y recrecido del balasto que sirve de base a la vía.

Etiquetas
Comentarios