Teruel

patrimonio

El árbol trasmocho, una técnica del valle del Alfambra con réplicas internacionales

Un congreso debate en Aguilar y Galve sobre distintas variantes de la poda de especies forestales par hacerlas compatibles con la ganadería.

!cid_853518ef-94aa-4de1-b332-ccbb7c6812f1
Una de las conferencias del congreso sobre árboles trasmochos en Aguilar del Alfambra.
Heraldo.es

Expertos españoles, de Francia, Bélgica, Reino Unido y Marruecos han explicado este sábado en el Congreso Internacional de los Árboles Trasmochos que se celebra en Aguilar del Alfambra y Galve distintas fórmulas de aplicar esta técnica que compatibiliza la explotación forestal con la ganadería. La cita, organizada por el Parque Cultural del Chopo Cabecero, reúne a un centenar de congresistas. El programa de actos concluye con una demostración del trasmochado del chopo.

Uno de los ponentes, Helen Read, del Reino Unido, ha expuesto las técnicas aplicadas en distintos puntos de Europa para recuperar árboles trasmochos cuya poda periódica ha sido abandonada. Otros expertos de Francia, Bélgica y Marruecos han expuesto cómo se aplica el trasmochado en esos países y con distintas especies, como el haya, el fresno, la sabina o el sauce. El investigador marroquí Mohamed Alifriqui ha explicado que esta técnica forestal sigue vigente en el Atlas, pero en regresión por los cambios sociales del país.

En el caso del chopo cabecero del valle del Alfambra, se eliminan todas las ramas por encima de una altura suficiente para alejar los brotes del ganado cada quince años. Los troncos así obtenidos se utilizan como vigas para la construcción o se aprovechan como madera en unas tierras cuyos únicos bosques son los de ribera.

Chopos cabeceros en Aguilar del Alfambra.
Chopos cabeceros en Aguilar del Alfambra.
Javier Escriche

También han expuesto prácticas tradicionales con árboles trasmochos en el País Vasco, Madrid, Soria y el Pirineo aragonés. 

Finalmente, una mesa redonda ha debatido sobre el futuro de esta técnica forestal y sobre la mejor manera de conseguir dotarla de reconocimiento social e institucional para su preservación. El coordinador del evento, Chabier de Jaime, ha señalado que la declaración del chopo cabecero como bien de interés cultural inmaterial por el Gobierno aragonés es un paso decisivo para prestigiar esta actividad y conervarla. 

El Congreso ha reunido a congresistas procedentes de todo el país, aunque la población del valle del Alfambra ha sido estado ampliamente representada. 

Etiquetas
Comentarios