Despliega el menú
Teruel

Pilar Ventura: "No se puede obligar a ningún médico a trabajar en el hospital de Teruel"

La consejera de Sanidad visita el Obispo Polanco sin dar solución completa al déficit de especialistas.Sí anuncia que Reumatología se reabre esta semana y Otorrino, aunque a medio gas, la próxima.

La consejera de Sanidad, Pilar Ventura, junto a la máquina de radioterapia intraoperatoria.
La consejera de Sanidad, Pilar Ventura, junto a la máquina de radioterapia intraoperatoria.
Jorge Escudero

La consejera de Sanidad del Gobierno aragonés, Pilar Ventura, visitó este lunes el hospital Obispo Polanco de Teruel –por primera vez en los siete meses que lleva de mandato– sin traer consigo una solución a la crítica situación que atraviesa el centro, con 10 plazas vacías en diferentes especialidades y dos servicios cerrados a cal y canto por falta de facultativos, Otorrinolaringología y Reumatología.

Ventura reconoció que el problema por déficit de especialistas "existe", pero afirmó que este no es exclusivo de Teruel, sino que se da en los hospitales periféricos "de Aragón y de toda España". "Estando insuficientes en número, –los médicos– eligen los destinos que consideran más atractivos", dijo.

Según afirmó, el Gobierno aragonés no puede exigir a ningún médico que trabaje en Teruel porque supondría saltarse las normas que amparan al personal estatutario. "Si no hay nadie en una bolsa de empleo que quiera coger la plaza del hospital o quien aprueba la oposición rechaza Teruel al ser esta la única plaza que le queda, no podemos obligar a nadie a que venga", subrayó. "Se están buscando médicos", agregó.

Ventura destacó que ya se aplican medidas para favorecer la llegada de médicos a través del Plan de Incentivos aprobado con el consenso de los profesionales. Añadió que la mejor política para que los puestos de trabajo sean estables es sacar las plazas a oferta y en esto Aragón va en cabeza en el país tras haber convocado en esta legislatura más de 8.500 plazas, "en unas OPEs como no ha habido jamás en la historia del Salud".

No obstante, la consejera manifestó que a ella tampoco le parece bien que, "con lo que cuesta formar profesionales, al día siguiente de terminar el MIR se vayan de Aragón" y pidió que el Ministerio de Sanidad adopte soluciones.

El gerente del Servicio Aragonés de Salud en Teruel, José Ignacio Escuin, señaló que el próximo día 11 se reabrirá la consulta de Otorrinolaringología con un especialista a media jornada que permitirá paliar la situación en tanto recibe el alta médica la única profesional que queda en el Servicio –los otros dos facultativos han cambiado de destino– y que ha enfermado por estrés. Mientras, se dará tiempo a que lleguen nuevos otorrinos MIR y un médico titular para una de las plazas. Escuin reconoció que antes de dos meses la Unidad no se normalizará.

Además, Escuin anunció que esta semana llega un especialista de La Coruña que reanudará la consulta de Reumatología, manteniéndose en el puesto cuando se incorpore la titular de la única plaza de plantilla, ahora de baja por maternidad. Se da respuesta así a una demanda del colectivo de médicos de Teruel, que ha venido criticando que existan especialidades con un solo facultativo.

Las obras, en primavera

Pilar Ventura, que acudió a Teruel con motivo de la puesta en marcha del nuevo equipo de resonancia magnética digital y del dispositivo de radioterapia intraoperatoria para cáncer de mama –evitará al año cerca de un millón de kilómetros en desplazamientos para recibir el tratamiento en Zaragoza–, anunció, por otro lado, que la construcción del nuevo hospital podría comenzar la próxima primavera, una vez que a finales de este mes se firme el acta de inicio de obras.

El presidente de la sección de Atención Especializada del sindicato médico CESM-Aragón, Jesús Martínez-Burgui, achacó a la consejera de Salud una postura de "inacción total" para resolver el déficit de especialistas en Teruel. Negó que el Plan de Incentivos se haya puesto en marcha y tachó de "parches" las soluciones buscadas para Otorrino. Reivindicó que, además de cubrirse los huecos, se amplíen las plantillas como única forma de hacer atractivas las plazas del Obispo Polanco. "Nadie vendrá para pasarse el tiempo haciendo guardias", dijo.

Por su parte, el Ayuntamiento de Teruel aprobó una moción en la que insta a la DGA a reabrir "de manera urgente e inmediata" la consulta de Otorrino con la contratación de los médicos necesarios y pide asimismo la reanudación del Servicio de Reumatología. Reclama al Gobierno aragonés que "instaure los mecanismos necesarios" para cubrir todas las bajas de especialistas. Votaron a favor todos los grupos a pesar de los reproches cruzados entre socialistas y populares sobre la responsabilidad de la situación. El portavoz popular, Jesús Fuertes, recordó que la carencia de médicos "no deja de agrandarse" y propuso penalizar a los médicos que rechacen plazas en Teruel e incentivar con puntos extra para traslados a quienes acepten ejercer en los hospitales turolenses.

Etiquetas
Comentarios