Teruel
Suscríbete

La feria de la trufa de Sarrión registra una afluencia masiva de público

El récord de la subasta de los mejores ejemplares fue de 600 € por 137 gramos.

Una visitante huele el aroma de una trufa presentada al concurso de tamaño y calidad.
Una visitante huele el aroma de una trufa presentada al concurso de tamaño y calidad.
Antonio García/bykofoto

La Feria Internacional de la Trufa (Fitruf) de Sarrión registró ayer una jornada multitudinaria con el recinto ferial lleno a reventar desde la apertura a las 10.00 hasta el cierre, a las 20.00. El certamen, consolidado como el principal referente de la trufa negra en España, terminará hoy con una afluencia de público que, previsiblemente, superará el récord de 22.000 visitantes.

El alcalde, Jorge Redón, señaló que durante todo el día "no cabía más gente" en los pabellones feriales, donde se promocionan 42 expositores, entre truferos que muestran su cosecha y empresas de servicios para la truficultura. Redón auguró "bastante más público" que en la edición de 2017.

La expectativa de una buena cosecha gracias a las abundantes lluvias tiró hacía abajo de los precios en Fitruf, donde se vendió trufa negra a 800 euros el kilo frente a los 1.100 del año pasado. El mercado galo es uno de los principales clientes y, de hecho, en el recinto ferial se podían escuchar ayer muchas conversaciones en francés.

El presidente de la Asociación de Truficultores de Teruel, Julio Perales, matizó que la previsión de una buena campaña podría verse frustrada por el exceso de humedad, que ha retrasado la recolección y ha provocado la podredumbre de los hongos y la proliferación de plagas. Aunque señaló que todavía es pronto para valorar la cosecha –que no ha hecho más que empezar–, auguró un resultado similar en cantidad al del año pasado, con una pésima producción debido a la extrema sequía.

Uno de los actos centrales de cada edición es la subasta de las trufas ganadoras de los concursos de calidad y tamaño de Fitruf. La recaudación se destinará íntegramente a la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). El precio más alto se abonó por la trufa que quedó en segundo lugar en la competición de calidad, cosechada por Miguel López y de 137 gramos. La empresa Tierras de Trufa abonó 600 euros por la pieza.

La trufa más grande, de 398 gramos y cosechada por Vicente Guía, se la llevó la familia Fontestad por 320 euros. El ejemplar de más calidad, recolectado por Simona Doñate y de 128 gramos, le costó 550 euros a Manjares de la Tierra, que también adquirió la segunda más grande, un hongo de 250 gramos de Manuel Doñate, por 400 euros. Fitruf cerrará hoy sus puertas después de tres días de actividad con el fallo del concurso gastronómico como uno de los actos centrales.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión