Despliega el menú
Teruel

Mas de las Matas: Dulces de ensueño, vino de autor y una finca para unir proyectos de vida

La localidad aúna su rico pasado histórico con una gran vocación de fomento cultural, y alberga una serie de proyectos emprendedores de pequeño y mediano rango con alto calado en toda la zona.

Mas de las Matas
Mas de las Matas

La naturaleza de Mas de las Matas es una rica combinación de tradiciones, inquietudes culturales, emprendimientos artesanos y riesgos calculados. De todo eso saben bastante Pilar Izquierdo y su hermana melliza Carmen, hijas de Tomás, de Aguaviva, y Pilar, de Mas de las Matas. Vivieron en Zaragoza hasta los 13 años, aunque venían cada dos por tres al pueblo de su madre, donde pasaban los veranos. Desde 1979 están en el Bajo Aragón y ahora manejan Makarpy Pastas Artesanas, uno de los negocios dulceros más populares de la provincia e, incluso, de Aragón.

"Fuimos cofundadores del mercado de la plaza de los Sitios en Zaragoza -recuerda Pilar hija- y estuvimos acudiendo quince años, hasta que circunstancias familiares nos hicieron dejar de asistir en 2001. Lo bonito es que volvimos en 2013 y la gente nos recordaba".

Tomás Izquierdo aprendió el oficio de joyero en la mili y se destacó en el gremio en Zaragoza, pero severo problema de salud le hizo dejar esa actividad. Luego probó a criar conejos en Cuarte y finalmente, gracias a un obrador de roscones de sartén que había allí, se lanzó a comercializar dulces. Enseguida sumó otro obrador de Agón, una fábrica de magdalenas en Montañana y la ahora gigantesca Magdalenas Lázaro de Alfamén, que entonces eran más modestos. "Mi padre se estresaba mucho -apunta Pilar- porque quería llegar a todo, y el médico le dijo que tenía que frenar un poco. Hablamos en familia un día y decidimos venir aquí a montar un negocio... y ahí seguimos. Por cierto, nos seguimos llevando de maravilla con los proveedores del mi padre".

Makarpy hace repostería tradicional del Bajo Aragón, y su producto estelar es la torta de alma, rellena de mermelada de calabaza. "Cocemos las calabazas los fines de semana desde finales del verano a Navidad, y luego las trabajamos y las conservamos al baño maría; hacemos 5.000 kilos cada año. También vienen a buscar mucho el mantecado con almendra, los carquiñoles crujientes de receta aragonesa y la rosquilla almojábana, además de las galletas de anís", concluye Carmen.

Tierramaestrazgo

Antonio Sisqués, emparentado con el antiguo presidente del Real Zaragoza Armando Sisqués, es ingeniero agrónomo y conoce como la palma de su mano el mundo del vino. Después de trabajar en el sector durante dos décadas, se planteó hacer su propio vino en 2013 a las afueras de Mas de las Matas, con el monte Tolocha en el horizonte. "La finca tiene 15 hectáreas, con olivos en los barrancos para hacer aceite en un futuro próximo. Planté el viñedo en 2013, tuvimos la primera uva en 2015; la idea fue hacer vino de garnacha desde el principio, aunque también hay algo de mazuelo, cabernet sauvignon y garnacha blanca y chardonnay en blancos; por prudencia, ya que conozco bien el sector, alquilamos primero otras instalaciones con nuestra uva para hacer el vino, pero este último año ya preferimos hacer la nuestra. Tenemos tres vinos en el mercado y en febrero sale un tinto con algo de madera ya. Estamos guardando ya vinos para hacer cosas más complejas en el futuro próximo. La comercialización es al lo ‘vigneron’ francés; es una bodega pequeña, lo hago yo todo... con la ayuda adecuada, claro. Hemos ido solventando los problemas y escogiendo solamente lo mejor. La rentabilidad está en lo bueno desde el principio. También hacemos enoturismo en grupos pequeños: son visitas con degustaciones del vino en todas sus fases, maridajes con productos de kilómetro cero... nos han visitado desde toda España".

Felices para siempre

Sin raíces en el pueblo, pero con un cariño sobrevenido a Mas de las Matas, Diego Balfagón ha hecho de la Finca el Tajar un referente en el mundo de las bodas dentro de la zona. "Esto iba a ser un albergue, pero no se llegó a inaugurar y me surgió la oportunidad de cogerlo en 2015; la verdad es que mi familia siempre ha estado en hostelería, mi abuelo fundó el Hotel Balfagón en nuestro pueblo, Calanda, aunque él venía de Villarluengo, y me rondaba la idea de hacer una finca de eventos desde hace diez años. Quise ponerla entre Híjar, Caspe y Alcañiz, pero la inversión era muy complicada y aquí todo fue rodado".

Los números avalan la trayectoria de El Tajar. "Estamos muy contentos: de abril a noviembre hay una boda cada fin de semana, no nos podemos quejar. También hacemos otras fiestas, la de ‘singles’ al poco de inaugurar tuvo mucho impacto; aquí nos conocemos todos, pero sirvió como carta de presentación. De hecho, repetimos un par de veces. En el tema bodas sí es verdad que somos un poco referencia para los pueblos en 50 kilómetros a la redonda, y también llega clientela de sitios más grandes como Alcañiz, Caspe, Andorra, Alcorisa o incluso Zaragoza".

Cazarabet, el afán inagotable por la investigación y la divulgación de conocimiento

Javier Díaz y Sussanna Anglés son los arquitectos digitales del universo Cazarabet, un portal (cazarabet.com) que reúne desde Mas de las Matas diversos boletines informativos temáticos y otros intereses divulgativos y culturales, como el catálogo de La Librería de Cazarabet. Javier viene del Centro para el Desarrollo del Maestrazgo en los 90, de donde partió su filosofía de utilizar de manera eficaz y específica las nuevas tecnologías en la comunicación. "Estuve hasta 2001 y luego Sussanna y yo ya pusimos en marcha un primer boletín, Los Cuadernos de Cazarabet, para volcar nuestra inquietud sobre el tratamiento del patrimonio en Aragón desde la sociedad civil y el voluntariado. También presidí durante un tiempo el Centro de Estudios Masinos, del que sigo siendo miembro. Luego abrimos el arco con nuevos boletines, con especial interés en la memoria histórica, la economía sostenible y el medio ambiente, entre otros intereses".

Los imprescindibles

La iglesia

La iglesia de San Juan Bautista fue construida en el siglo XVIII, reemplazando a un templo anterior que amenazaba ruina. La construcción barroca ha perdido gran parte de su esplendor tras los saqueos del XIX y la guerra civil.

Regreso del Comendador

Desde 2004 y durante dos días, Mas de las Matas retrocede a los siglos XVII o XVIII para recordar los actos de toma de posesión por parte de los comendadores de Castellote, gracias al Grupo de Estudios Masino y Masteatro.

Casa Feliu

La sede del Museo Mas de las Matas muestra una gran colección de fósiles marinos. Mediante diversos materiales interactivos, se muestra un recorrido temporal e ilustrativo sobre el proceso de formación de los hallazgos.


Etiquetas
Comentarios