Despliega el menú
Teruel

El juez ordena analizar muestras del feto hallado en la depuradora

Un forense se desplazó desde Zaragoza para colaborar en la autopsia del cuerpo sin vida del embrión, de 26 semanas.

La depuradora se encuentra en la carretera entre la pedanía y Teruel capital.
La depuradora se encuentra en la carretera entre la pedanía y Teruel capital.
Archivo Heraldo

La Policía Judicial de la Policía Nacional continúa con sus investigaciones para aclarar el origen del feto de 26 semanas cuyo cadáver apareció el pasado martes en un tanque de la planta depuradora de aguas residuales de Teruel. Durante la jornada de este miércoles se procedió a efectuar la autopsia a los restos del embrión, cuyas conclusiones no trascendieron.

La investigación, coordinada por el Juzgado de Instrucción número 1 de Teruel, pretende determinar también cómo acabó el cuerpo en la depuradora de Teruel, que procesa los vertidos de la ciudad pero no los de los barrios rurales, ni siquiera de la pedanía de Villaspesa, donde se ubica la planta de tratamiento.

Las pruebas forenses se prolongarán con la realización de análisis de muestras de tejidos del cadáver que han sido remitidas a laboratorio. Un forense de Zaragoza se desplazó hasta Teruel para colaborar en la realización de la autopsia.

El feto corresponde a una niña de 26 semanas de gestación. Fue descubierto por los trabajadores de la depuradora a primera hora de la mañana flotando sobre el agua. Para recuperarlo, fue necesaria la intervención de los bomberos ya que el tanque tiene 7 metros de profundidad.

El compartimento de la estación depuradora donde se recuperó el cadáver es un pozo de bombeo que recibe aguas residuales por tres conductos. Se trata de un depósito que se revisa diariamente por el personal de la depuradora. El cuerpo, de unos 35 centímetros de longitud, pesaba cerca de un kilo.

Etiquetas
Comentarios