Despliega el menú
Teruel

La banda Santa Cecilia protagoniza el pregón más musical de las fiestas mayores turolenses

El teatro Marín fue el escenario del acto institucional con el que arrancó el programa festivo. Con una gran afluencia de público, se hizo entrega de los premios del certamen poético.

La banda de música Santa Cecilia actuó en la galería del teatro Marín.
La banda de música Santa Cecilia actuó en la galería del teatro Marín.
Jorge Escudero

Con los acordes a ritmo de jota de la zarzuela ‘Gigantes y cabezudos’ dio comienzo este viernes el acto institucional del pregón de fiestas, en un acontecimiento repleto de melodías interpretadas por la banda Santa Cecilia. Sus integrantes ejercieron como mantenedores y los cuarenta años de música de esta agrupación se condensaron en unos pocos minutos de la mano de su presidente, Salvador Guitarte, quien desgranó una estampa nostálgica de la misma, desde sus inicios en 1978.

Precisamente, en el mismo escenario donde un puñado de instrumentistas se dieron a conocer en aquella época –en el teatro Marín– se desarrolló el acto y estrecharon lazos la música y la poesía, dos géneros que se han convertido en los grandes protagonistas de esta tradicional velada a lo largo de los últimos años. Los ganadores del certamen poético ‘Los Amantes de Teruel’ inundaron el recinto de lirismo al recitar las obras que les han laureado como los mejores en un concurso con 57 años de historia.

En sus rimas, los galardonados Alfredo Sánchez, Antonio Flores y Manuel Giménez hablaron del amor, de la pasión que unió para siempre a Isabel y Diego, de este sentimiento como redentor de la muerte, del desamor y de la química que lo envuelve. El presidente de la Banda Santa Cecilia, Salvador Guitarte, prefirió, por su parte, disertar en torno a los vínculos que siempre han unido a las fiestas turolenses con la agrupación musical. "Qué sería de la Vaquilla sin la música", exclamó durante el pregón, "sin charangas, ni orquestas ni conciertos".

Con las butacas del teatro Marín a rebosar y con una sonoridad notablemente mejorada tras la restauración que experimentó hace dos años este edificio, diseñado en 1918 por Pablo Monguió, actuaron desde la galería 80 músicos de la veterana banda. Junto a ellos, 40 cantantes del coro de la agrupación pusieron voz a la zarzuela ‘Gigantes y cabezudos’. El repertorio finalizó con el pasodoble ‘Viva Teruel’, una pieza muy significativa para los músicos, según destacó Guitarte, e incluyó también el Himno a la Vaquilla, composición de Antón García Abril, para el que la banda reivindica su recuperación.

En el escenario, con el abanderado de pie portando el estandarte de la agrupación, Salvador Guitarte quiso destacar la devoción que los instrumentistas sienten por la Asociación, cuyo lema, que siempre les ha acompañado, fue implantado por su primer director: "Se puede vivir sin música, pero no tan bien", dijo.

La alcaldesa, Emma Buj, se refirió al certamen poético como una actividad clásica e insustituible durante las fiestas de Teruel, ‘Ciudad del Amor’, y agradeció a los creadores premiados que sigan "apostando por la poesía" en un mundo no favorable a ello. Defendió que los miembros de la banda de música Santa Cecilia se hayan convertido en los encargados de dar el pistoletazo de salida a los festejos por el hecho de ser "parte fundamental de la Vaquilla".

Etiquetas
Comentarios