Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

La sede temporal de la Guardia Civil en Utrillas peligra en 2018 si no se licita el nuevo cuartel

La Benemérita usa un local municipal tras el cierre del puesto por ruina, pero el Ayuntamiento exige que el presupuesto estatal incluya ya un nuevo acuartelamiento.

Cerrado en 2016. El grave deterioro arquitectónico del cuartel de Utrillas forzó su cierre en 2016.
Cerrado en 2016. El grave deterioro arquitectónico del cuartel de Utrillas forzó su cierre en 2016. El alcalde, Joaquín Moreno; el subdelegado del Gobierno, José María Valero; y el teniente coronel, José Soler –en la foto, de derecha a izquierda– visitaro
A.Garcia/bykofoto

La Guardia Civil se quedará sin su actual sede en Utrillas en 2018 si los presupuestos del Estado, pendientes de aprobación, no incluyen una partida para iniciar la construcción de un nuevo cuartel en la localidad. El antiguo acuartelamiento tuvo que cerrar sus puertas en 2016 debido a su estado ruinoso y las labores que prestaba se trasladaron a unas oficinas cedidas por el Ayuntamiento. El pleno municipal aprobó por unanimidad la semana pasada a instancias del equipo de gobierno, de Compromiso por Aragón, un acuerdo que "condiciona" la prórroga de la cesión de locales –que termina este mismo año– a que se presupueste el nuevo puesto, con un proyecto redactado desde 2009.

El Ayuntamiento considera que ha cumplido todas las condiciones pactadas con la Guardia Civil en 2008 para facilitar la edificación del nuevo cuartel, pero a cambio solo ha recibido "buenas palabras", según denunció este martes el alcalde, Joaquín Moreno. Tras detectarse las graves deficiencias que presentaba el acuartelamiento de la localidad, se firmó un protocolo de colaboración entre el Consistorio y la Gerencia de Infraestructuras y Equipamiento de la Seguridad del Estado (Giese?) para levantar una nueva sede.

De acuerdo al compromiso adquirido, el Ayuntamiento encargó y costeó el proyecto del nuevo cuartel, cedió un solar, realizó un estudio geotécnico del emplazamiento y, finalmente, recalificó el terreno sobre el que se levanta el edificio ruinoso para posibilitar su venta como suelo residencial. La sede proyectada costaba 2,3 millones de euros y habilitaba 12 viviendas para los agentes, además de locales para la prestación del servicio y tenía un plazo de ejecución de 18 meses.

El acuerdo plenario lamenta que, "a pesar del tiempo transcurrido desde la firma del protocolo de colaboración y de las numerosas gestiones realizadas por parte del Ayuntamiento", el nuevo cuartel "no se ha materializado".

Joaquín Moreno criticó que la Guardia Civil anunciara en 2008 la construcción de cuarteles en Híjar, Cella y Utrillas y solo quede pendiente este último, "con el agravante"de que el Ayuntamiento ha cumplido todos sus compromisos al respecto. Moreno recalcó la importancia del cuartel local por situarse "en el centro de la provincia"`y junto a una carretera nacional. Señaló que la cesión de un local como sede de la Guardia Civil estaba condicionada al compromiso de construir el cuartel en dos años.

El alcalde solicitó en diciembre de 2017 una reunión con el ministro del Interior, José Ignacio Zoido, para reiterarle la necesidad de construir el cuartel de Utrillas y de reforzar su "escasa" plantilla. Le instaba a buscar "una solución" para desatascar el proyecto y dotar de las "infraestructuras básicas" a los agentes y a la población en general. Unos meses antes, en abril del mismo año, Moreno mandó cartas al consejero de Vertebración del Territorio y al subdelegado del Gobierno, José Luis Soro y José María Valero, respectivamente, para alertar de problemas de seguridad en el municipio.

Denunciaba robos, destrozos en el mobiliario urbano y pequeños incendios. La carta al subdelegado pedía autorización para instalar cámaras de vigilancia en el Parque Temático de la Minería con el objetivo de evitar los actos vandálicos que sufre. Recalcaba que el nuevo cuartel sería "decisivo"para mejorar la seguridad.

Desde la Subdelegación del Gobierno señalaron que no han recibido todavía la notificación del acuerdo plenario y remitieron la respuesta a la llegada del escrito. En 2017, el Gobierno anunció la construcción del cuartel en 2019 y 2020 en respuesta a una pregunta parlamentaria del diputado de C’s Rodrigo Gómez. La aprobación de los presupuestos del Estado de 2018, en fase de borrador, está, por otro lado, en el aire.

Tras el cierre del cuartel por amenaza de ruina, el Giese subastará el terreno el próximo 20 de marzo por un precio de salida de 171.098 euros. La parcela, de 2.500 metros cuadrados, está situada en la travesía de la N-420 y tiene la calificación de uso residencial.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión