Despliega el menú
Teruel

El ganado trashumante atraviesa La Iglesuela camino de Tarragona

Un rebaño vacuno de los hermanos Martorell Gargallo, de Fortanete, cruza el pueblo hacia los pastos de invierno.

Rebaño vacuno de los hermanos Martorell camino de los pastos de invierno en Tarragona.
Rebaño vacuno de los hermanos Martorell camino de los pastos de invierno en Tarragona.
Heraldo.es

La Iglesuela del Cid ha vuelto a vivir el paso del ganado trashumante hacia los pastos de invierno. El rebaño de vacuno de los hermanos Martorell Gargallo, procedente de Fortanete, ha atravesado la vía pecuaria que discurre por las calles de la localidad. En total, 120 vacas avileñas realizan el camino.

Como cada otoño, los ganados de ovejas y vacas descienden desde las montañas del Maestrazgo y la Sierra de Gúdar para ir a buscar las zonas de más calidad del Baix Maestrat.

En La Iglesuela, las vacas atraviesan las calles ante la mirada de los vecinos que, no por habitual, dejan de salir a las ventanas y balcones para ver el paso del ganado.

Desde La Iglesuela el ganado se ha dirigido al puente gótico de la Pobla de Bellestar (Castellón), punto de unión entre Teruel y Castellón. Desde allí, el rebaño se ha dirigido hacia Vilafranca del Cid, donde ha pernoctado en el corral trashumante.

La Ruta del Llosar, que recibe este nombre por la ermita de Vilafranca por la que pasa, es un concurrido camino ganadero que une el Maestrazgo turolense con el Baix Maestrat de Castellón y el Montsià de Tarragona.

Etiquetas
Comentarios