Despliega el menú
Teruel

El Ayuntamiento estudia ampliar la capacidaddel teatro Marín tras un año de balance positivo

El proyecto plantea habilitar la planta superior del inmueble, actualmente cerrada.

Interior del teatro Marín de Teruel, edificio modernista restaurado hace un año
Interior del teatro Marín de Teruel, edificio modernista restaurado hace un año
Jorge Escudero

El balance del teatro Marín de Teruel en el primer año de gestión municipal ha sido “altamente positivo”, según destacaba este lunes la alcaldesa de la capital, Emma Buj. “Es uno de los mejores negocios en los que se ha embarcado”, aclaraba la regidora turolense haciendo referencia a la explotación de este edificio que lleva a cabo desde hace un año tras su alquiler a la Asociación Círculo Recreativo, la propietaria del inmueble.

La “importante rentabilidad social” que, a juicio de Emma Buj, se ha obtenido, ha hecho plantearse al Ayuntamiento la posibilidad de ampliar la capacidad del teatro, un edificio que fue objeto el año pasado de una profunda reforma financiada con medio millón de euros por el Fondo de Inversiones de Teruel (FITE). Su restauración permitió revitalizar la construcción modernista, en decadencia los últimos años.

La alcaldesa aclaraba que la ampliación del teatro mediante la habilitación de la última planta, en estos momentos cerrada, supondría una inversión de 700.000 euros. No obstante, esta actuación estaría pendiente de un informe de los servicios jurídicos municipales para valorar si es posible que el Ayuntamiento pueda acometer las obras en un inmueble que no es de su propiedad. La idea que contempla el Consistorio turolenses es financiar este proyecto, cuyo presupuesto inicial podría llegar a reducirse, a través del FITE de 2018.

Para el concejal delegado del área de Cultura del Ayuntamiento, José Luis Torán, la gestión municipal de este edificio, construido en 1918 con un diseño de Pablo Monguió y declarado BIC, ha conseguido “dinamizar la actividad cultural de la ciudad”, con una ocupación de 50 días en un año, lo que supone la organización de actos durante todos los fines de semana, a excepción de la época de verano. Los usuarios son tanto promotores particulares como el tejido asociativo de Teruel.

El Equipo de Gobierno pretende como proyecto más inmediato potenciar todavía más la ocupación del inmueble. Torán explicaba que para ello se está estudiando la modificación de las tarifas, que en estos momentos oscilan entre 2.500 euros para actividades realizadas con ánimo de lucro, y 400 para actos benéficos. La propuesta para incrementar su uso pasaría por rebajar la cuotas más altas y elevar las intermedias.

Etiquetas
Comentarios