Teruel
Suscríbete

Un grupo de truficultores impulsa una zona regable ante el retraso de los riegos sociales

La nueva superficie tendrá 13,5 hectáreas de carrascas micorrizadas para producir trufa.

Recolección. La trufa negra se ha convertido en uno de los principales motores económicos de la comarca de Gúdar-Javalambre. En la imagen, de archivo, Daniel Bertolín –ahora uno de los impulsores de la nueva zona regable en el término municipal de Sarrión– recolecta trufa negra ayudado por un perro adiestrado.
Recolección. La trufa negra se ha convertido en uno de los principales motores económicos de la comarca de Gúdar-Javalambre. En la imagen, de archivo, Daniel Bertolín –ahora uno de los impulsores de la nueva zona regable en el término municipal de Sarrión
A. García/Bykofoto

Un grupo de propietarios de Sarrión promueve una nueva zona regable de 13,5 hectáreas para la producción de trufa negra. El proyecto se adelanta al regadío social que tiene previsto llevar a cabo el Gobierno aragonés y que, a pesar de haberse empezado a tramitar desde 2006 y contar con la declaración de impacto ambiental positiva desde 2015, no ha empezado a ejecutarse y sigue sin fecha.

Los promotores prevén una inversión de 2,6 millones de euros para poner en regadío plantaciones de carrascas micorrizadas para producir trufa negra. Uno de sus impulsores, Daniel Bertolín, aclaró que su proyecto no se desgaja del regadío que promueve la DGA, que abarca 848 hectáreas, sino que se sumará a este y se tramita por separado.

Bertolín explicó que el principal coste de la zona regable que promueve junto a otras dos personas se deriva de la instalación de riego mediante microaspersión o goteo. Los promotores cuentan con un pozo de 87 metros de profundidad y una concesión de aguas de la Confederación Hidrográfica del Júcar.

El trufero, que fue presidente de la Asociación de Truficultores de Teruel y pionero de este cultivo, considera que la Administración, con su lentitud en  poner en marcha los regadíos de Sarrión, demuestra que "no es consciente" de la importancia económica y social de la truficultura en Gúdar-Javalambre. Explicó que la producción trufera se ha convertido en la "locomotora" de esta comarca y su importancia está creciendo con rapidez también en el Jiloca.

Bertolín añadió que los truficultores y las empresas surgidas en torno al sector en Sarrión tienen "problemas" para encontrar trabajadores debido a la continua generación de empleo que propician. A su juicio, la Administración no valora este hecho suficientemente. El trufero se declaró "escéptico" respecto al proyecto de regadíos sociales, aunque no tira la toalla y confía en su ejecución "porque hay pocas alternativas a la truficultura" en las tierras altas de la provincia. Daniel Bertolín recordó que lleva "17 años trabajando" en el proyecto del regadío social, pero "no termina de desatascarse".

La nueva zona regable comportará una inversión de 16 millones de euros, de los cuales los agricultores pondrán el 25%. El agua se obtendrá de pozos ya disponibles. El alcalde de Sarrión, Jorge Redón, explicó que los presupuestos de la DGA de 2017 incluyen una partida para el regadío local y se mostró esperanzado en que sirva para su puesta en marcha.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión