Despliega el menú
Teruel

Los pueblos abastecidos por el pantano de las Parras se quejan del mal sabor y olor del agua

Utrillas, Escucha y Montalbán han decidido destinar el suministro solo para usos industriales. Acuaes se ha comprometido a mejorar la captación, que cumple con los controles sanitarios.

El pantano de las Parras –en la foto el día de su inauguración– fue una de las obras más demandadas por los ayuntamientos de la cuenca minera central con objeto de contribuir al crecimiento industrial de la zona y de cubrir las necesidades de agua de las industrias asentadas en la zona.
El pantano de las Parras –en la foto el día de su inauguración– fue una de las obras más demandadas por los ayuntamientos de la cuenca minera central con objeto de contribuir al crecimiento industrial de la zona y de cubrir las necesidades de agua de las
A. García/bykofoto

La calidad del agua que desde finales del año pasado suministra el pantano de las Parras a cuatro pueblos de la cuenca minera central –Utrillas, Escucha, Montalbán y Martín del Río– ha suscitado las primeras quejas de los usuarios, que han mostrado su malestar por "el mal olor y sabor" que presenta cuando sale del grifo. El Ayuntamiento de Utrillas, incluso, decidió hace tres semanas volver a sus antiguas captaciones, procedentes de varios pozos, y destinar el abastecimiento del embalse exclusivamente a usos industriales.

El alcalde, Joaquín Moreno, aclaró que el agua embalsada es potable "y cumple estrictamente con todos los controles sanitarios". "No obstante –agregó–, su calidad es muy inferior a la que teníamos con anterioridad a conectar nuestros cuatro depósitos con la red de distribución del pantano".

De los cuatro municipios que promovieron la construcción de esta infraestructura hidráulica, hace 25 años, solo Martín del Río mantiene la captación de las Parras. Su alcalde, Francisco Martínez, reconoce que hay vecinos que han alertado sobre "un extraño sabor del agua". Pero confiesa que el pequeño municipio, con menores recursos que sus vecinos, no puede permitirse los costes "de dos suministros".

Escucha y Montalbán también han decidido dedicar el agua embalsada a abastecer sus polígonos industriales. El alcalde de este último pueblo, Carlos Sánchez, señaló que el Ayuntamiento permanece a la espera de que se resuelva el problema antes de decidir conectarse a la red. "Nos servimos de cinco manantiales de los que sale un agua de gran calidad y sin necesidad de bombear, así que seguiremos con este sistema", explicaba el regidor.

Reunión con Acuaes

Francisco Martínez explicó que Acuaes –sociedad estatal encargada de la construcción del pantano y de la red de canalización, así como del mantenimiento posterior de las instalaciones– se ha comprometido a subsanar las deficiencias que presenta el abastecimiento. En una reunión celebrada el jueves, dentro de los encuentros periódicos que mantiene la sociedad con la Comisión de Usuarios del pantano de las Parras, aquella prometió la adopción de medidas ante las quejas expresadas por los responsables municipales. "Los representantes de Acuaes dijeron que el problema puede estar originado porque todavía no se han asentado los sedimentos del fondo, y hablaron de la posibilidad de instalar filtros de carbón para mejorar las características del agua", explicó el alcalde de Martín del Río y presidente de la Comisión de Usuarios. "No podemos –añadió– tener un pantano infrautilizado con el dineral que nos está costando".

El embalse de las Parras, inaugurado el año pasado, fue una de las obras más reclamadas por los municipios de la cuenca minera central. Se gestó, además de para garantizar el abastecimiento de los pueblos, como una infraestructura necesaria para contribuir al crecimiento industrial de la zona y la consolidación de las empresas ya asentadas. Sin embargo, el tiempo transcurrido hizo que los ayuntamientos buscasen nuevas captaciones.

El alcalde de Utrillas se mostró crítico con el proyecto del embalse, que dice haber heredado de anteriores gestores, por el elevado coste que está suponiendo su construcción y explotación. Pero, aún así, dijo asumir la obra. "Estamos interesados en que el embalse funcione, pero con agua de calidad", e hizo un llamamiento a la colaboración del Gobierno de Aragón en su financiación.

Etiquetas
Comentarios