Teruel
Suscríbete por 1€

La granja del Chantre se convertirá en un gran centro experimental de cultivos agrícolas

La Diputación Provincial aprobó ayer la firma de un convenio con la cooperativa Cereales Teruel.

Nuevas zonas de regadío en la finca de El Chantre. El presidente de la Diputación, Ramón Millán, en el centro portando una carpeta, con técnicos y operarios de la explotación agropecuaria de la institución, especializada en trabajos experimentales.
Nuevas zonas de regadío en la finca de El Chantre. El presidente de la Diputación, Ramón Millán, en el centro portando una carpeta, con técnicos y operarios de la explotación agropecuaria de la institución, especializada en trabajos experimentales.
Heraldo de Aragón

Las instalaciones de El Chantre, una granja agropecuaria dependiente de la Diputación turolense, se convertirán en un gran centro experimental de nuevos cultivos, según se contempla en el convenio que ayer aprobó el pleno del organismo provincial y que se suscribirá en breve con la cooperativa Cereales Teruel.

El Chantre, un centro puntero en su campo, basa su labor desde hace años en la investigación, principalmente, en materia ganadera, con programas de mejora genética a través de inseminación artificial que van dirigidos a optimizar los recursos de las explotaciones turolenses. Cuenta también con alguna plantación, pero destinadas al consumo del ganado que alberga, 500 cabezas de ovino de Rasa Aragonesa. Ahora, sin embargo, su actividad se extenderá a la agricultura con el asesoramiento de los técnicos de Cereales Teruel, una cooperativa que aglutina cerca del 90% del sector. El vicepresidente primero de la Diputación aclaró que el objetivo del convenio es llegar a hacer de El Chantre "un gran campo de ensayos".

La finca cuenta con 140 hectáreas de superficie de las cuales 85 se destinan a cultivos y de ellas, 3,5 son de regadío. El responsable de la granja, Fernando Guillén, señaló que la tipología de los cultivos que formarán parte de los ensayos será determinada en las reuniones que se mantendrán con responsables de la cooperativa y en las que, además, se establecerán "las pautas de funcionamiento". Se concretarán las variedades más idóneas para las zonas de secano o regadío, así como para la altitud de la Hoya de Teruel. En estos momentos, la finca agropecuaria lidera programas de investigación centrados en la ganadería ovina, con una sección dedicada a mejorar la producción de gallina serrana, una especie autóctona de Teruel en vías de extinción. En la granja se crían 60 ejemplares.

Adaptarse al mercado

El presidente de la cooperativa Cereales Teruel, Joaquín Pascual, hizo hincapié en que el objetivo que persigue esta iniciativa es la investigación sobre la implantación de nuevos productos agrícolas que permitan una mejor adaptación a los actuales mercados, como es el caso de la almendra, muy demandada en la actualidad. En este sentido, se continuará con los ensayos, ya desarrollados por el CITE, para cultivar diferentes variedades de floración tardía, tanto en secano como en regadío.

La técnico de la sociedad cooperativa, Araceli Sierra, destacó, por su parte, el potencial de la finca de El Chantre para trabajos de investigación, con abundantes tierras de labor y ubicada en un lugar accesible. "Es una forma de concentrar en un mismo espacio los ensayos que actualmente estamos desarrollando en zonas dispersas de la provincia de Teruel", puntualizaba la técnico. Y agregó que el interés de la entidad agraria se centra en la búsqueda de cultivos complementarios a los que actualmente hay en Teruel. Quinoa, mijo, una variedad de trigo autóctono en vías de extinción o las almendras para zonas de temperaturas extremas son algunas de sus propuestas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión