Despliega el menú
Teruel

Las obras en la torre de la catedral comenzarán por el sellado de las fisuras

El proyecto de restauración del monumento, que ha permanecido parado 7 años, arranca el próximo mes.

La torre mudéjar está declarada Patrimonio Mundial.
Las obras en la torre de la catedral comenzarán por el sellado de las fisuras
A. García/bykofot

Las obras de restauración de la torre mudéjar de la catedral, monumento declarado Patrimonio de la Humanidad en 1986, comenzarán a principios del próximo mes con una serie de catas que permitirán determinar con exactitud el estado de conservación de la construcción.

La intervención se centrará en estabilizar los paramentos, que presentan grandes superficies de sillares abombados, y en el sellado de las fisuras que han aparecido en el cuerpo intermedio de la construcción, concretamente en la cara adosada a la Casa del Campanero. El arquitecto redactor del plan director de la catedral y encargado de la restauración, Joaquín Andrés, ha optado por priorizar estas actuaciones ante las limitaciones presupuestarias que estrangulan el proyecto. De hecho, la restauración de la torre ha recibido una dotación de 625.000 euros del Fondo de Inversiones de Teruel (Fite) correspondiente a 2016, cuando la totalidad de la intervención está presupuestada en 1,6 millones de euros.

Andrés señaló que esta circunstancia ha obligado a desarrollar el trabajo por fases y a establecer un calendario de prioridades. Dijo que tras consultar con la opinión del arquitecto José María Sanz, uno de los redactores del proyecto de restauración del conjunto mudéjar de Teruel, "se decidió dar prioridad a la estabilidad estructural de los dos apoyos de la torre". Se estudia la posibilidad de incluir en esta fase las acciones necesarias para atajar los desprendimientos que se han producido, aunque de forma esporádica, en cornisas y tejado.

Construcción del siglo XIII

La torre mudéjar, construida en el siglo XIII, no presenta problemas de gravedad, si bien sufre afecciones que precisan ser subsanadas. Hay que tener en cuenta que la última gran actuación que se realizó data de 1953.

Joaquín Andrés confía, no obstante, en que el Fite de 2017 contemple una nueva partida presupuestaria que permita acometer el resto de los trabajos previstos para su reforma integral. En ellos se podrían incluir la reposición de los elementos ornamentales, compuestos por los característicos azulejos vidriados verdes y blancos, así como la limpieza y saneamiento de los revestimientos de ladrillo.

El proyecto de restauración se llevará a cabo después de 7 años de espera. Fue redactado en 2009, pero hasta ahora no se había ejecutado por falta de financiación. La torre de la catedral es el único monumento del conjunto mudéjar declarado Patrimonio Mundial pendiente de una actuación integral. Las torres del Salvador, San Pedro y SanMartín, así como la techumbre de la catedral ya fueron objeto de reformas hace varios años, con minuciosas actuaciones que han permitido devolverles el brillo perdido.

Etiquetas
Comentarios