Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

Los cultivadores de azafrán advierten de que se perderán cosechas este año por falta de ayudas

Denuncian agravios respecto a otros cultivos otros cultivos. Recibían hasta ahora apoyo del Fondo de Teruel.

Cultivo de azafrán en huerto.
Los cultivadores de azafrán advierten de que se perderán cosechas este año por falta de ayudas
Rafael Gobantes

Los productores de azafrán han mostrado su preocupación por la retirada, según dicen "repentina", de las ayudas institucionales a la adquisición de bulbos. Aseguran que sin el apoyo económico, que venían recibiendo a lo largo de los últimos tres años a través del Fondo de Inversiones de Teruel (FITE), muchos de los cultivos que han sido recuperados después de estar al borde de la extinción, sobre todo en la comarca del Jiloca, quedarán sin recolectar.

La Asociación de Productores de Azafrán del Jiloca (Azaji), principal impulsora de la recuperación de esta planta, de la que a principios del siglo pasado se llegaron a producir en la zona 36.000 kilos, ha mantenido contactos los últimos meses con el Gobierno de Aragón para tratar de adoptar una solución. Pero, según señaló el presidente, Ángel Roza, las conversaciones han resultados infructuosas al ampararse el Departamento de Agricultura en la supresión de ayudas directas para la compra de semillas o bulbos. "Nos dicen que podríamos tener acceso a subvenciones para la comercialización, que también necesitamos, pero no para adquirir las cebollas, que es lo que encarece los costes de producción", razonaba el agricultor.

Hasta ahora se venían recibiendo en torno a 150.000 euros procedentes del FITE, que gestionaba la Diputación Provincial a través de un convenio. Sin embargo, la modificación de la ley de presupuestos ha suprimido desde 2015 esta fórmula, que aplicaba subvenciones durante los cuatro primeros años de cultivo, en los que las plantaciones de azafrán apenas generan rendimiento.

Temporeros

Ángel Roza señaló que, según las previsiones, la producción de este año podría doblar a la de la campaña de 2015, por el hecho de estar los cultivos en su tercer año de siembra. Para la recolección de las 20 hectáreas cultivadas actualmente se precisaría de abundante mano de obra, algo que, según asegura, "sin ayudas difícilmente pueden soportar los agricultores por no poder cubrir gastos". "Muchos –aseguró– nos veremos obligados a abandonar la flor en los campos por la imposibilidad de cosecharla".

Azaji considera un "agravio comparativo" el trato que se ofrece al azafrán frente a otros productos agroalimentarios de la provincia en proceso de recuperación, que pueden acceder a ayudas. "Este cultivo, además, no está incluido en programas de la Política Agraria Comunitaria, PAC", subrayó el presidente de la Asociación. Roza lamenta que la falta de apoyo pueda frustrar el proyecto de recuperación del azafrán, al que actualmente están acogidos 25 agricultores de Azaji y otros tantos no asociados. La iniciativa también contempla de declaración de este producto con una marca de calidad, medida que elevaría los costes de producción pero que los agricultores consideran fundamental para generar mayor valor añadido y, a medio plazo, asentar población en el medio rural.

Desde el Departamento de Agricultura de la DGA confirmaron que los convenios específicos suscritos con otros organismos para canalizar fondos del FITE "han desaparecido" tras la modificación de la ley de subvenciones. Y aclararon que este Fondo incluye líneas de ayudas económicas para promoción y comercialización de productos, no para la compra de semillas.

No obstante, recordaron la existencia de subvenciones que se conceden mediante concurrencia competitiva, un sistema de convocatoria pública a la cual pueden presentarse proyectos empresariales, también en el campo de la agroalimentación. "Con este método, reciben ayudas las propuestas con mejor valoración dentro del concurso", concluyeron fuentes del Gobierno de Aragón.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión