Despliega el menú
Teruel

Arranca la restauración del tramo carlista de la muralla de Teruel, el más deteriorado de la fortificación

Los trabajos revelan un estado de conservación peor del previsto. La obra empieza apuntalando la estructura.

Trabajos de restauración en el tramo de la muralla carlista contiguo al torreón de la Bombardera.
Trabajos de restauración en el tramo de la muralla carlista contiguo al torreón de la Bombardera.
J. Escudero

Los primeros trabajos de restauración del tramo de la muralla de Teruel comprendido entre la torre del Agua y la Bombardera constatan que su estado de conservación es peor del que se preveía, sobre todo en la parte superior, levantada durante las guerras carlistas. La intervención, ejecutada por la empresa Carpetania Integra, arrancó hace dos semanas y se prolongará durante cuatro meses con una inversión de 159.877 euros financiada por el Ministerio de Fomento a través del 1,5% Cultural.

El director de las obras y autor del proyecto de restauración, el arquitecto José Ángel Gil, explicó que la integridad del muro carlista superpuesto a la base de la muralla –de época medieval– peligraba a corto plazo si no se intervenía. Añadió que una simple ráfaga de viento combinada con la oscilación de los árboles que habían crecido sobre la fortificación podría haberla derribado. Aclaró, no obstante, que "lo peor ya ha pasado" porque el lienzo más frágil ha sido apuntalado para proceder a su consolidación y restauración.

La solidez de la muralla carlista no se conocerá con precisión hasta que se retiren los escombros que llenan el hueco existente entre las dos paredes paralelas que forman la estructura de este periodo. El pasillo entre los dos muros estaba cubierto, pero este tejado se derrumbó durante la Guerra Civil o posteriormente y los cascotes resultantes llenan el corredor interior.

El desescombro se llevará a cabo con control arqueológico para detectar la posible presencia de restos de la traída de aguas del siglo XVI. Responsables técnicos de la obra explicaron que la limpieza del pasillo permitirá conocer con precisión la solidez de la obra carlista y aliviará la "presión" que la acumulación de cascotes ejerce sobre los muros.

Los paños decimonónicos del tramo en restauración sufren desde años desprendimientos debido a su deterioro, derivado de la utilización de materiales de menor calidad que en la obra medieval y a la inclinación que presentan. La inestabilidad de la fortificación obligó a vallarla para evitar accidentes. Mientras que en la Edad Media la muralla se levantó con mampostería y rejuntado de arena y cal, en la época carlista se construyó una tapia de yeso, ladrillo y madera.

El arco del Carrel, prioritario

La alcaldesa de Teruel, Emma Buj, manifestó su voluntad de continuar con la restauración del patrimonio monumental de la ciudad con cargo al programa del 1,5% Cultural. Añadió que, en la próxima convocatoria de estas ayudas, pedirá fondos para intervenir en el Arquillo del Carrel, un pequeño acueducto enmarcado en la misma traída de aguas del siglo XVI que Los Arcos. Buj explicó que el Arquillo está necesitado de una reparación que optará a los recursos de Fomento.

Etiquetas
Comentarios