Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

Echa el telón una de las ediciones más multitudinarias de los últimos años

Organización y hosteleros, satisfechos con el balance de una fiesta que ha transcurrido con incidentes menores.

La plaza de la Marquesa se vio repleta de público.
La plaza de la Marquesa se vio repleta de público.
A. García/Bykofoto

Con una plaza de la Marquesa abarrotada de público, el latido de sus corazones a flor de piel y los ojos húmedos por la emoción culminó ayer la más especial de las ediciones de las Bodas de Isabel, la que ha logrado congregar a 34 de los 40 actores aficionados que durante veinte años han protagonizado el papel de Isabel y Diego, los Amantes de Teruel.

Pero si a nivel teatral, esta convocatoria va a pasar a la historia por su singularidad, en el aspecto económico también será recordada. La directora de la Fundación que organiza el acontecimiento, Raquel Esteban, calificaba el fin de semana de "espectacular" y el presidente de la Asociación de Empresarios Turísticos, Juan Ciércoles, apuntaba a esta edición como "la mejor de los últimos veinte años". "La mayoría de los establecimientos –explicaba– colgaron el sábado el cartel de completo, y el consumo ha subido respecto al año anterior". A su juicio, la benigna climatología, con tardes casi primaverales, ha contribuido decisivamente a llenar alojamientos y restaurantes.

La alcaldesa, Emma Buj, dijo estar convencida de que las cifras del año pasado, con la presencia de más de 60.000 visitantes, "seguro que se van a superar". "Ha sido una edición extraordinaria que se ha desarrollado con normalidad", agregó. Si bien ser refirió a algún pequeño altercado "fruto de las aglomeraciones" y al robo de la recaudación del torneo medieval del sábado. En este sentido, se comprometió a mejorar todavía más el capítulo de seguridad en la próxima edición "en aquellas zonas donde exista un mayor riesgo y que no se hayan contemplado este año".

El último acto de la función, desarrollada en el Museo Provincial, incluyó todos los platos fuertes de siempre, como el romance de ciego que pronunció el rapsoda Jesús Cuesta o la emotiva canción de Mari Carmen Muñoz. Pero en esta ocasión se introdujo el elemento más sobresaliente: la aparición estelar en la balconada del edificio renacentista de la mayor parte de las actrices y actores que han dado vida en estas dos décadas a Isabel y Diego de Marcilla. Su presencia fue recibida con una gran ovación por parte del público que se congregaba en la plaza de la Marquesa. Para muchos de ellos fue una oportunidad única de volver a revivir la experiencia singular.

Revisión de las Bodas

Aunque la recreación medieval ha experimentado una gran evolución y cosecha éxitos año tras año, Raquel Esteban mostraba ayer la necesidad de llevar a cabo "una revisión de la fiesta". "Está en un punto magnífico, goza de buena alud, pero estamos viviendo de planteamientos de años atrás", señalaba. "Para mí se ha cerrado un ciclo", subrayó.

Esteban señaló que la celebración el próximo año del 800 aniversario de la leyenda de los Amantes puede ser la excusa para debatir entre todos los sectores implicados sobre el futuro de las Bodas de Isabel. "Además de fortalezas, esta fiesta tiene debilidades y habría que hacer una puesta en común sobre una nueva definición de las Bodas", puntualizó la directora de la Fundación.

Emma Buj aseguró que en la reunión que mantendrá hoy con la fundación, como es habitual tras la clausura de la celebración, se abordarán ya cuestiones relacionadas con el futuro de la fiesta. "Veinte años supone una madurez, por lo que es necesario sentarse y hacer una reflexión de lo que se ha hecho bien y de cómo mejorarlo", indicó.

Para Buj han sido unas fechas especiales por haberlas presenciado por primera vez como alcaldesa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión