Despliega el menú
Teruel

Maratón de adopciones de mascotas para descongestionar la perrera municipal

Nueve perros encontraron familias de acogida durante una jornada de puertas abiertas destinada a rebajar la saturación del servicio de recogida de animales.

Un grupo de niños juguetea con uno de los perros que la perrera municipal ofrece en adopción.
Un grupo de niños juguetea con uno de los perros que la perrera municipal ofrece en adopción.
J. Escudero

Esteban del Burgo jugueteaba la mañana de ayer con un cachorro de seis meses, ‘Bell’, con la intención de llevárselo para casa. "Les gusta mucho a mis hijos y es un perro muy cariñoso", explicó. Fue una de las nueve adopciones cerradas durante la jornada de puertas abiertas de la perrera municipal, saturada de animales debido al creciente número de abandonos y fugas de canes en la ciudad –la cifra final de recogidas duplicará en 2015 la de 2014 hasta rondar los 250 ejemplares–.

El Ayuntamiento, la empresa gestora del servicio de recogida de animales, Covefar, y la protectora ‘8 vidas’ facilitaron el contacto directo de los turolenses con los animales recluidos en la perrera para estimular las adopciones. El gerente de Covefar, José Ríos, explicó que hay algunos perros abandonados que por su gran tamaño o por su aspecto son difíciles de dar en adopción. Propiciar el encuentro entre las mascotas y la población "facilita las adopciones", indicó Ríos.

La jornada sirvió para descongestionar la perrera, que paso de estar al máximo de su capacidad, con 27 animales, a quedarse con 18. Ríos se mostró muy satisfecho con el resultado de una experiencia que salió "muy bien". Recientemente, José Ríos apuntó la necesidad de ampliar sus instalaciones para dar cabida a al incremento de los perros abandonados derivada de la cría descontrolada para la caza. El aumento de la recogida también responde a una mayor difusión entre la ciudadanía del servicio, de reciente implantación.

Desde primera hora, decenas de familias, amigos y compañeros de piso se acercaron a la sede de Covefar en la Carretera de Alcañiz para ver en persona a los perros con la intención llevarse alguno a casa. María Eugenia Lamas y Salma Tantoun, estudiantes y compañeras de piso, buscaban un "perro pequeño" para poder cuidarlo en su piso. "Queremos que no moleste a los vecinos y también que este cómodo en nuestra vivienda", explicaron.

Las dos amigas consideran que una mascota dará "alegría" a la casa. Se tomaron su tiempo para elegir porque adoptar un perro "es algo muy serio, no es una broma y supone asumir una responsabilidad", aclaró María Eugenia. Para su compañera, lo más importante es "ayudar" al bienestar de los animales.

Para los gestores de la perrera, la prioridad fue rebajar la ocupación de sus instalaciones, que reciben a una media de cuatro perros al día por abandono de sus propietarios, fugas o descuidos. En torno al 50% carecen de chip identificativo y se quedan en el servicio de recogida hasta encontrar un dueño que les trate mejor que su antecesor.

José Ríos indicó que, mientras que hay una "lista de espera" para adoptar animales pequeños y cachorros, algunos ejemplares más grandes acumulan más de 400 días en la perrera. La meta del Ayuntamiento, de la empresa gestora y de ‘8 vidas’ es que ninguno de ellos termine sacrificado.

Etiquetas
Comentarios