Despliega el menú
Teruel

Ascienden a 70 las imputaciones por venta ilegal de fármacos

A pesar de las ramificaciones de la trama por toda España, el caso seguirá instruyéndose en Teruel.

El Juzgado de Instrucción número 3 de Teruel ha imputado a otras 15 personas, en este caso de Andalucía, por una presunta trama de venta ilegal de medicamentos al extranjero, con lo que ascienden a setenta las personas que están siendo investigadas por esta causa en todo el territorio nacional.

Estos nuevos imputados, de Málaga, Granada y Almería, son administradores, directores técnicos de almacenes "pantalla" y propietarios de farmacias "puente", contables y administrativos, que servían para la venta irregular de medicamentos en el extranjero.

Además, están siendo investigadas seis nuevas empresas, también andaluzas, por este asunto, han informado este viernes en un comunicado fuentes del Tribunal Superior de Justicia (TSJA), después de que concluyeran las declaraciones de estas 15 personas que comenzaron ayer en Teruel y finalizaron hoy.

Estas nuevas testificaciones ante el juez se suman a las prestadas esta semana por varios farmacéuticos de Navarra imputados por su relación con la trama, localizada en Aragón, Navarra, Andalucía, Valencia y Castilla-La Mancha y que se destapó la pasada primavera en una farmacia de Palomar de Arroyos, en la provincia de Teruel.

De estos 15 nuevos imputados, 11 declararon ante el juez tras ser detenidos los pasados 2 y 3 de febrero y todos ellos han sido puestos en libertad con cargos.

A pesar de las ramificaciones de la trama por toda España, el caso seguirá instruyéndose en Teruel después de que la Audiencia Provincial desestimara la solicitud de una de las partes para que se inhibiese en favor de la Audiencia Nacional.

La trama, según las investigaciones de la Guardia Civil, se basaría en la distribución inversa de medicamentos, adquiridos a precios bajos en España y vendidos después de manera irregular en el extranjero, lo que podría haber provocado problemas de desabastecimiento.

A los imputados en la trama se les acusa de delitos contra la salud pública (tráfico de medicamentos), falsedad documental, delitos contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social.

De los quince nuevos imputados, cuatro tienen relación con la mercantil Sayeg, un almacén "pantalla" ubicado en la localidad de Loja (Granada), uno de los cuales, José María P.P., es administrador y socio de la misma, además de propietario de una farmacia "puente" en Sierra de Yeguas (Málaga).

Desde ésta, presuntamente, se canalizaban fármacos a la mercantil Muroth, empresa ubicada en Peligros (Granada) y que era la encargada de vender los fármacos en el espacio intereuropeo.

Los otros tres detenidos relacionados con Sayeg son otro administrador, José Manuel H. L., la directora técnica y propietaria al parecer de otra farmacia puente en Granada, María Nora R.P., así como Isabel R.C., antigua directora técnica de Sayeg y antigua propietaria de una farmacia "puente" en Lobra (Granada).

A estos se suman otros cuatro imputados relacionados con la mercantil Muroth, concretamente la contable, María Isabel P. A., la encargada de departamento de exportaciones Elena O., de nacionalidad italiana, el gerente, José Manuél M. L., y la directora técnica, Elena F. G.

Además, fueron imputadas otras tres personas relacionadas con Motrifarm, otro de los almacenes ubicado en Motril (Granada): Mauricio José G. A., administrador gerente; Javier S.C., el director técnico; y Emilio José A.Q., contable.

También de Motril, figuran como imputadas otras dos personas relacionadas con la empresa Alcodifar, cuyo gerente, Carlos P.C., fue detenido, al igual que la directora técnica Carolina Daniela M.J.

Del Ejido (Almería), también han sido imputadas otras dos personas relacionadas con el almacén Juelpharma, el administrador gerente, Juan Carlos F.M., y María Jesús E.E., que había sido contable de Juelpharma 3.

Etiquetas