Teruel
Suscríbete

El monte de Majalinos, en Ejulve, revive cinco años después del grave incendio

Un grupo de diez trabajadores del municipio y alrededores, contratados por la campaña ‘El Árbol es Vida’, ha reforestado 25 hectáreas de las 8.000 que quedaron calcinadas entre Aliaga y Ejulve en el 2009.

Trabajadores en la labor de reforestación
El monte de Majalinos, en Ejulve, revive cinco años después del grave incendio

La reforestación del monte de Majalinos, en el término municipal de Ejulve, se ha hecho esperar. Pero cinco años después de que las llamas calcinaran alrededor de 8.000 de sus hectáreas, por fin se ha comenzado a hacer efectiva. De momento, solo son 25 hectáreas las que se han ocupado, “pero por algo se empieza”, aseguran desde el consistorio ejulvino. “Hemos estado tres años esperando la llegada de las labores de limpieza, y aunque el año pasado ya podíamos haber empezado a reforestar, nos encontramos con otro inconveniente: el tiempo. Si no llueve, no se puede reforestar”, explica Ovidio Ortín, alcalde de Ejulve. “Llevar a cabo una acción de este tipo no están fácil como parece”, matiza el primer edil.

El incendio, que también afectó al término municipal de Aliaga, redujo su masa forestal a cenizas y acabó con su banco de semillas. Así, la regeneración durante este lustro ha sido prácticamente inexistente. Pero durante una semana y gracias a la colaboración entre el Ayuntamiento de Ejulve y ‘El Árbol es vida’, un programa de la Fundación Española de la Madera, se han plantado 300.000 semillas de pino albar y negral, de las que se espera que crezcan el 7%.

“El trabajo ya está hecho y ahora solo falta que llueva durante el mes de mayo”, apunta Ortín. “Habrá que confiar en San Pascual, que todos los años para nuestras fiestas nos trae agua”, añade. Si las precipitaciones llegan durante este mes, según el estudio elaborado previamente por ‘El Árbol es Vida’, en unos años habrá unos 20.000 árboles.

Una decena de vecinos en paro han sido contratados

En total, ha sido necesaria una inversión de 21.000 euros, de los cuales, 6.000 han sido aportados por el consistorio ejulvino y 15.000 por ‘El Árbol es Vida’. Además de comprar las semillas, con ellos se ha podido pagar el trabajo de la decena de vecinos municipio y de los alrededores que se encontraban en paro y que han sido contratados durante las semana que han durado los trabajos. “Ha sido poco tiempo, pero menos es nada”, puntualiza el alcalde.

La repoblación de estos terrenos afectados por un grave incendio forestal en el verano de 2009 cuenta con el respaldo de una importante base social en la zona. Tanto es así que el propio Ayuntamiento de Ejulve ha decidido apoyar la plantación que lleva a cabo ‘El Árbol es Vida’ con recursos propios, lo que ha posibilitado que se amplíe la siembra de las 15 hectáreas inicialmente previstas hasta superar las 20 hectáreas.

Además pretende promover reuniones de trabajo con instituciones de la zona para buscar nuevos patrocinadores y continuar con nuevas actuaciones el próximo otoño.

Igualmente, la Asociación para el Desarrollo del Maestrazgo, entidad promotora de la custodia del territorio en la zona, tiene intención de formalizar un acuerdo de custodia con el Ayuntamiento de Ejulve promoviendo el seguimiento y protección de esta actuación, promocionando de esta manera la iniciativa ‘El Árbol es Vida’ y dando visibilidad a la Red Aragonesa de Custodia del Territorio, de nueva creación.

‘El Árbol es Vida’ busca difundir la cultura del árbol y crear empleo en el medio rural

El programa ‘El Árbol es Vida’ es una iniciativa de la Fundación Española de la Madera y busca difundir la cultura del árbol y el uso de productos de madera mediante la plantación de 10 millones de árboles en el territorio español gracias al patrocinio y donaciones de empresas y particulares.

La ventaja para quienes participan en ‘El Árbol es Vida’ es que se pueden aplicar los máximos beneficios fiscales que la ley contempla: hasta el 90% de la donación en el caso de las empresas en el Impuesto de Sociedades y el 30% en el IRPF, si se trata de particulares.

“Gracias a esto, las acciones previstas en el programa se realizan con la contribución de patrocinadores y donantes que quieren materializar su compromiso medioambiental y social, algo que en nuestros días cobra especial relevancia, apoyando un proyecto que fomenta el uso de la madera frente a materiales menos respetuosos con el medio ambiente, al tiempo que se crea riqueza y empleo, sobretodo en zonas rurales”, aseguran desde el programa ‘El Árbol es Vida’

Etiquetas