Despliega el menú
Teruel

El párroco de San Julián bendice a los animales por San Antón

Perros, conejos, tortugas, varios caballos e incluso peces han recibido la bendición del santo protector a pesar del día frío y neblinoso.

Numerosos turolenses han acudido este domingo a la ermita de San Antón, a cuyas puertas el párroco del barrio de San Julián ha bendecido a sus animales. Perros, conejos, tortugas, varios caballos e incluso peces han recibido la bendición del santo protector a pesar del día frío y neblinoso.

Este acto se ha tenido que realizar a las puertas de la ermita por encontrarse esta en mal estado y a la espera de ser rehabilitada, para lo cuál la Asociación de Vecinos del Barrio de San Julián tiene ya recogidos más de tres mil euros, según ha informado su presidente, Pepe Polo.

Por el mal estado de este pequeño templo la misa se ha realizado en la parroquia y el sacerdote ha recordado al alcalde, Manuel Blasco, su compromiso para buscar fórmulas que permitan financiar la obra.

El alcalde ha señalado que en este momento la cuestión se encuentra en un debate entre técnicos, pues los de la Gerencia de Urbanismo no consideran que los daños de la ermita sean atribuibles a las corrientes de agua generadas por los sistemas municipales de evacuación de pluviales mientras que los de la parroquia opinan lo contrario. En cualquier caso la ermita ya lleva varios años apuntalada y sin posibilidad de ser utilizada.

Esta ermita se construyó hace siglos próxima a la rambla de San Julián y junto a la entonces carretera que desde Valencia llegaba al pie del cabezo donde se asienta la ciudad de Teruel. El paso del tiempo y las obras han variado la orografía original y el suelo está hoy varios metros por encima del nivel que había cuando se construyó. HERIDO

En otro orden de cosas, un hombre de 41 años, J.L.L., ha sufrido quemaduras en una de las hogueras de San Antón y se encuentra actualmente hospitalizado en la Unidad de Quemados del Hospital Miguel Servet de Zaragoza con quemaduras en el 40 por ciento del cuerpo.

J.L.L. ayudaba a un grupo de chicas jóvenes a encender su hoguera cuya leña estaba humedecida por las lluvias de la mañana y noche anterior. Al parecer ha utilizado para facilitar la combustión un líquido muy inflamable, que le ha quemado. Un grupo de jóvenes que tenía próxima su hoguera ha podido apagar las llamas y el herido ha recibido rápidamente auxilio en el Hospital General de Teruel desde dónde ha sido trasladado a Zaragoza.

Este es el único incidente que se ha producido como consecuencia de una noche de hogueras que han iluminado la noche turolense y han llenado el cielo de humo y los coches aparcados de ceniza.

Esta noche volverán a encenderse hogueras en Castelserás, donde celebran a San Sebastián. Una gran hoguera se encenderá a las 22.30 horas en la Plaza de España. Cuando se encienda, nadie podrá salir a la plaza y su intensidad hará humear las ventanas de madera aunque algunas se protegen con planchas de metal.

Cuando comience a consumirse la leña y baje algo la temperatura empezará un rito ancestral. Por turno de antigüedad saldrán las parejas a bailar alrededor dando vueltas sobre sí mismas.

Esta hoguera es la de los casados, que ya la prepararon el domingo pasado. Cuando las llamas estén a punto de desaparecer y queden sólo brasas los más osados entraran pisándolas para, con hachas, intentar derribar el tronco que sirve de centro a lo que habrá sido la gran hoguera.

Etiquetas