Despliega el menú
Teruel

Tras la granizada

Lobón dice que no cabe declarar Calamocha zona catastrófica

Lobón ha visitado la zona afectada y se ha reunido con el alcalde, Joaquín Peribáñez, con los sindicatos y representantes de los colectivos afectados.

Espectacular granizada en Calamocha
Granizada en Calamocha_2
HERALDO.ES

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Modesto Lobón, ha afirmado este miércoles que no cabe declarar Calamocha zona castastrófica por la granizada que cayó el 21 de junio, al ser una zona muy localizada. Ha apostado por completar los seguros agrarios.

La declaración de zona catastrófica "muchas veces impide cobrar el seguro", ha continuado Lobón, quien ha reconocido que la situación fue "muy dramática" pero también muy localizada.

El titular de Agricultura ha señalado que el Gobierno de Aragón ha gastado 35,9 millones de euros en subvencionar seguros, que "se hacen para que haya garantía y tranquilidad en el campo". Ha comentado que las subvenciones a los seguros agropecuarios y la lucha contra incendios son las únicas partidas que no se han recortado en este Departamento.

"Ya he dado instrucciones al Departamento para que estudie cualquier posibilidad jurídica de complemento a los seguros, dado que no cabe declarar la zona catastrófica al tratarse de un caso muy localizado", ha manifestado el consejero tras la reunión. "Ha sido una cosa muy puntual que no tiene parangón", ha resumido.

Lobón ha comprobado in situ los daños producidos en el campo, daños que el Servicio Provincial de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente en Teruel, tras hacer una visita de campo, ha cuantificado de manera provisional.

En la granizada resultaron muy afectadas alrededor de 1.500 hectáreas de cultivo, con unas pérdidas estimadas de 850.000 euros, en el entorno de Calamocha --incluyendo el barrio de El Poyo del Cid--, el área que comprende parte de los términos de Caminreal y Fuentes Claras y una zona entre los términos municipales de Monreal del Campo y Ojos Negros.

Sufrieron daños significativos 3.500 hectáreas en los municipios señalados y en Singra, con un coste de 700.000 euros y entre Torremocha del Campo y Calamocha los daños fueron escasos.

Con todo, y así lo ha asegurado el consejero, "se trata de una valoración preliminar", referida al cereal de invierno, puesto que los cultivos de regadío --maíz y patata-- es previsible que se recuperen.

Etiquetas