Despliega el menú
Teruel

PATRIMONIO

La falta de financiación bloquea el plan de restauración integral de la catedral de Teruel

Las obras de la primera fase se terminaron hace cuatro meses, pero no hay fecha para reanudar los trabajos.

La fachada de la plaza de la Marquesa, en la foto, es una de las más deterioradas.
La falta de financiación bloquea el plan de restauración integral de la catedral de Teruel
antonio garcía

El plan director de la catedral de Teruel, que comprende una reforma integral del templo, se ha estancado nuevamente, tras haber concluido en septiembre las obras de la primera fase de este proyecto, que pretende devolver al edificio el brillo perdido.

 

Mientras que la semana pasada, su homóloga de Albarracín recibió un importante impulso al hacerse cargo de la restauración pendiente el Gobierno de Aragón, la inversión que falta para completar la reforma de la catedral de Teruel carece en estos momentos de financiación.

 

La primera fase de restauración ya arrancó con un retraso de diez años, de manera que fue necesaria una modificación del proyecto, redactado en 1999, tras haber quedado desfasado el presupuesto. Esta intervención se ha centrado durante doce meses en la cubierta de la nave central y lateral, así como en el cimborrio, uno de los elementos arquitectónicos más característicos del templo turolense.

 

Queda pendiente, no obstante, una actuación integral en toda la cubierta y en las fachadas de la catedral, cuyo aspecto menoscaba la importancia del primer edificio religioso de la capital. El arquitecto redactor del plan director, Joaquín Andrés, calificó el estado en que se encuentran los muros exteriores de "indigno".

 

El aislamiento, la impermeabilización y la mejora de elementos estructurales dañados de las cubiertas, así como los tratamientos que permitirán que las fachadas luzcan como en sus orígenes, están presupuestados en un millón de euros, una cantidad prácticamente similar a la invertida en la primera fase.

Plan de Catedrales

Joaquín Andrés señaló que por el momento no hay financiación para completar la reforma exterior de la catedral. El Obispado ha solicitado su inclusión en el programa del 1% que Fomento destina a la conservación del patrimonio histórico español. El Plan de Actuaciones Específico de Teruel, aprobado por el Gobierno central en 2006 para impulsar subvenciones a proyectos turolenses, es otra de las fórmulas de financiación que se barajan.

 

El plan director del templo forma parte, a su vez, del Plan de Catedrales impulsado por el Ministerio de Cultura y que contempla actuaciones en el horizonte de diez años. Este plazo, sin embargo, se ha cumplido con creces, ya que a la incompleta reforma exterior le seguirán intervenciones en el interior del edificio, concretamente en los bienes muebles y en la creación de un espacio museístico. Se incluirá, asimismo, un estudio arqueológico que permitirá datar con exactitud las diferentes fases constructivas de la catedral, la más antigua de las cuales es del siglo XIII. En total, el documento redactado en 1999 preveía una inversión de unos 9 millones de euros.

 

No es el mejor momento para recabar financiación de las administraciones, teniendo en cuenta la complicada situación económica del país. Pero para el arquitecto redactor del proyecto, sería conveniente "no demorar mucho más la continuación de los trabajos". El deterioro que cada año que pasa sufre la catedral, unido al encarecimiento que va experimentando el presupuesto aconsejan reanudar las obras lo antes posible.

 

La catedral es una de las joyas monumentales de la capital, con una portada modernista de Monguió y la rejería de Matías Abad

Etiquetas