Despliega el menú
Teruel

TERUEL

Agua de Bronchales amplía la planta embotelladora y crea ocho puestos de trabajo

Se pondrá en marcha una nueva línea con envases de medio y de dos litros

La empresa Agua de Bronchales tiene todo preparado para iniciar la comercialización a principios del año que viene de una nueva línea productiva. Para ello, ha ampliado las instalaciones que tiene en el polígono industrial de esa localidad de los Montes Universales, con la construcción de una nueva nave de 3.500 metros cuadrados, dotada del equipamiento tecnológico más puntero.

La nueva línea productiva sacará al mercado envases de medio y de dos litros, dirigidos al pequeño consumidor. Se atiende así a la creciente demanda del mercado de un tipo de botellas de menor tamaño, según explicó el gerente de la planta, Luis Ángel Estadellas. Agregó que la actual producción, centrada en un formato de 20 litros destinados a expendedores instalados principalmente en empresas e instituciones, cuenta con una clientela muy afianzada.

La ampliación de la empresa supondrá la creación de ocho puestos de trabajo que se incorporarán a la plantilla integrada en estos momentos por un total de 18 operarios. Bronchales ha recibido con satisfacción la creación de nuevos puestos de trabajo, precisamente en una época caracterizada por la destrucción de empleo. La industria ha logrado dinamizar una zona que presenta muy escasos recursos económicos.

Aproximadamente el 80% de la plantilla está compuesta por personas que residen en Bronchales; el resto provienen de otros pueblos de la comarca.

En fase de pruebas

El gerente señaló que en estos momentos la nueva línea productiva se encuentra en fase de pruebas, y se espera que a principios de 2009 el nuevo formato de envases pueda estar al alcance de los consumidores.

Desde la inauguración de las instalaciones, en el año 2004, las botellas de Bronchales han ido haciéndose un importante hueco en el mercado del agua mineral. De hecho, la empresa comercializa sus productos en prácticamente todas las provincias españolas. Su gran calidad, con bajo contenido en sales y con una equilibrada composición de calcio y magnesio, ha conseguido calar de forma rápida entre un público muy dispar.

La embotelladora se nutre de dos manantiales situados a una altitud de 1.700 metros, que, según Luis Ángel Estadellas, cuentan con un aforo suficiente para abastecer sin problemas las dos líneas productivas. Se trata de un acuífero de alta montaña.

La actual nave cuenta con 2.200 metros cuadrados de superficie y está concebida para envasar hasta 1.200 botellas a la hora. Las instalaciones se completan con un moderno laboratorio para el control de la calidad del agua que se embotella.

Etiquetas