Despliega el menú
Teruel

TERUEL

Diez plazas de médicos especialistas están vacantes en el hospital Obispo Polanco

La situación es crítica en áreas como Cardiología, donde solo 2 facultativos se hacen cargo de todas las tareas.

La falta de médicos especialistas que existe, en general, en el país y en Aragón, está afectando de manera importante al hospital Obispo Polanco de Teruel, donde 10 plazas de facultativos permanecen sin cubrir desde hace meses. Los profesionales sanitarios no dudan en calificar la situación de "alarmante" y piden que desde el Gobierno aragonés se adopten medidas para evitar que la asistencia médica se resienta.

Uno de los casos más graves es quizá el que se registra en Cardiología, donde de las cuatro plazas creadas, solo hay cubiertas dos. En enero de 2007 se fue uno de los cuatro médicos y el pasado mes de enero se marchó otro. Ante el problema surgido y previendo que los dos facultativos que han quedado no puedan hacerse cargo de todas las tareas, la Dirección del hospital ha establecido que el personal de Medicina Interna se ocupe del control diario de los pacientes hospitalizados por problemas cardiacos, si bien ante cualquier decisión de importancia se recurre a los especialistas.

En Urgencias hay ahora tres vacantes de médicos; en Oftalmología y Cirugía falta un médico en cada una de ellas. Igualmente, en las especialidades de Rayos, Reumatología y Anatomía Patológica, la plantilla está incompleta al faltar un facultativo en cada una de estas áreas.

Fuentes médicas denunciaron que la escasez de especialistas está generando problemas, por ejemplo, a la hora de cubrir las guardias. En el Servicio de Pediatría solo hay tres facultativos para hacer guardias en este mes de abril y en mayo, debido a que el resto de los profesionales ha cumplido una edad que le exime de esta función. En Cirugía, cuatro médicos tienen que repartirse 62 guardias al mes ya que en este caso un especialista debe estar en el hospital y otro localizado. Otro dato que habla del parón que se vive en el Obispo Polanco a la hora de cubrir, aumentar y renovar plantillas es que en Neurología sigue existiendo el mismo número de especialistas -dos- que hace 20 años.

"La Dirección nos apoya"

El jefe del Servicio de Pediatría del hospital, Miguel Labay, afirmó ayer que los facultativos del centro se sienten apoyados por la Dirección del Obispo Polanco, pero no tanto por los servicios administrativos centrales del Salud, radicados en Zaragoza. El pediatra explicó ayer que, en un intento de cubrir las plantillas de la mejor y más rápida forma posible, la Dirección del Obispo Polanco se ha convertido en la primera de Aragón en contratar médicos extranjeros que los propios facultativos localizan.

"Necesitamos refuerzos. Ahora, cada mes, un pediatra hace 11 guardias y otros dos 10 cada uno, y eso es una barbaridad. A veces, al salir de la guardia, tienen que ponerse a pasar consulta", dijo Labay. El colectivo de pediatras intenta que aquellos especialistas en medicina infantil que llegan a los centros de salud próximos puedan ocuparse también de cubrir las guardias en el hospital.

Etiquetas