Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

DEBATE EN ZARAGOZA DE EXPERTOS internacionales

"Solo el 5% de los grupos terroristas consigue sus objetivos y cambia su tendencia"

Organizadas por la Fundación Giménez Abad, se celebran desde hoy, en el palacio de la Aljafería de Zaragoza, unas jornadas de expertos sobre terrorismo. Serán clausuradas mañana por Maite Pagazaurtundua, presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo.

Solo el 5% de los grupos terroristas consigue sus objetivos y cambia su tendencia hacia un comportamiento político, pero debe haber una declaración muy contundente de condena de la violencia para que esto se produzca, según la profesora de The National War College Audrey Cronin.

Así lo ha señalado en declaraciones a los medios de comunicación antes de impartir la conferencia "¿Cómo puede terminarse con Al Qaeda?", en el marco de las Jornadas "Los finales del terrorismo. Lecciones desde la perspectiva comparada", que hoy y mañana se celebran en Zaragoza.

Ha expuesto seis caminos que pueden suponer el fin de una banda terrorista, sin centrarse en ninguna en concreto, y uno de ellos es el "éxito", es decir, que los individuos que forman parte de la organización consigan sus objetivos, algo no muy frecuente, ya que sólo el cinco por ciento de ellos lo logra.

Según la experta norteamericana, esto conlleva "una transición a la legitimidad" y un cambio de comportamiento, es decir, que evolucionan hacia una posición política, y ha puesto como ejemplo el Congreso Nacional Africano.

No obstante, ha remarcado que "tiene que haber una afirmación y una declaración muy fuerte de condena de la violencia para que eso se produzca", además de "una diferenciación de los partidos que están en el poder y los elementos que hicieron en el pasado que ese grupo se comprometiera con la violencia".

Otra de las situaciones que pueden suponer el fin de una banda terrorista es la desaparición del líder, ya que si se mata a éste "se desestructura el grupo terrorista", teniendo en cuenta que suelen estar formados por individuos "jóvenes que no tienen una ideología que los mantenga por sí mismos".

En este sentido, ha apuntado que es "más efectivo" arrestar al líder que matarlo, porque "esa humillación le quita legitimidad y por lo tanto poder".

La negociación es otra de las posibilidades planteadas por Audrey Cronin, aunque ha reconocido que "tiene su trampa", en el sentido de que "tiene que ocurrir en conjunción con otros elementos" y además no es una "solución instantánea de la violencia", sino una "desviación".

Hay sólo un 18 por ciento de grupos que negocia, y aquellos que lo hacen "siguen un patrón típico, que es que la violencia continúa aunque a un nivel más bajo", ha afirmado.

A su juicio, es "muy común" el fracaso de los grupos a la hora de conseguir sus objetivos, al ser "muy difícil" mantener el compromiso con una actividad terrorista "que va a matar a civiles" y eso es "algo repulsivo".

Pueden perder fuerza porque pierdan apoyo popular, debido a una represión del gobierno, a un desacuerdo popular muy fuerte con la causa o a que se hayan marcado objetivos erróneos, ha detallado la profesora, quien ha puesto como ejemplo que "maten a gente que pueda formar parte potencial de su movimiento o que maten a inocentes", como ha hecho Al Qaeda.

Otro de los caminos es la represión, tanto doméstica como externa, aunque "es muy difícil" porque a largo plazo la causa del grupo terrorista puede continuar e incluso extenderse a regiones cercanas, como es el caso de lo ocurrido en Rusia con Chechenia, ha asegurado.

Por último ha citado la "reorientación", es decir, que la banda terrorista siguiera por otros caminos, hacia una forma de insurgencia o hacia una guerra de comportamiento criminal.

En el primer caso, "el grupo se hace más grande, puede atacar objetivos militares, defender un territorio, y ya no ataca objetivos civiles", mientras que en el segundo, "ya no atacaría objetivos políticos, sino que se dedicaría a obtener beneficios".

A su juicio, cualquiera de estas dos versiones "son malas noticias" que se deben evitar para "promover una derivación hacia cualquiera de los otros cinco caminos".

Estas jornadas, organizadas por la Fundación Giménez Abad, se celebran en el palacio de la Aljafería, sede de las Cortes de Aragón, y serán clausuradas mañana por Maite Pagazaurtundua, presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo.

Etiquetas