Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

EDUCACIÓN

Los universitarios critican el recorte de fondos y temen que dañe la calidad

Profesores y personal de servicios creen que la falta de inversión de la DGA perjudicará a la docencia, la investigación y la adaptación al plan Bolonia.

La comunidad universitaria mostró ayer su preocupación por los efectos que el recorte presupuestario en los campus aragoneses pueda causar en la calidad de la docencia, la adaptación al plan Bolonia o los proyectos de investigación. Insisten en que son conscientes de la crisis que se vive, pero recuerdan que recortar los fondos en formación y en I+D+i es "la peor forma de salir de ella". Ante esta situación, algún sindicato, incluso, llama a la movilización.

 

La Universidad de Zaragoza contará este año con 286,7 millones de euros que le obligarán a congelar la contratación del personal, reducir la oferta de optativas, eliminar grupos en algunas asignaturas y revisar el plan de infraestructuras. Los recortes se deben al tijeretazo de la DGA, que es responsable de casi el 66% de los fondos de la institución y que ha disminuido en 20,4 millones su aportación: de 196,5 a 176,1.

 

Para los sindicatos, este panorama resulta "desolador" y revela la importancia que la DGA da a la I+D+i. "Es contradictorio lo que se dice y lo que se hace. No se puede hablar de que la investigación y la innovación es el futuro y luego no aportar fondos para ellas. No apostar por estas líneas va contra lo que ha recomendado el Consejo Social e, incluso, el Gobierno central", criticó Gloria Pardillos, secretaria general de la FETE UGT. "Para evitar responsabilizarse, el Gobierno de Aragón acusa a la Universidad de derrochar los fondos. Excusas de mal pagador", denunciaron desde Osta, que anunció que propondrá movilizaciones.

En el peor momento

Los recortes llegan -según los universitarios- en el peor momento. "Con el plan Bolonia y la convocatoria de los planes de excelencia, necesitamos buenas infraestructuras y medios de los que ahora carecemos", apuntó José Luis Olleta, de CC. OO. "Deja a la Universidad en un lugar penoso. Hay crisis, pero esta inversión debería ser prioritaria", insistió Luis Güerri, presidente autonómico de CSI-F. Este recordó que la Administración gasta 7 millones en personal eventual de los gabinetes y 4,5 en jefaturas. "Si se busca, hay sitios de dónde recortar", añadió.

 

Ante esto, Juan Rodríguez, de La Algara y representante del personal de Administración y Servicios en el consejo de gobierno, consideró que la falta de fondos suficientes obligará a trabajar con muchas limitaciones. "Que ya llevamos tiempo sufriendo", dijo.

 

Por su parte, desde Estudiantes en Defensa de la Universidad (EDU) apuntaron que, aunque no les gustan las cuentas para 2010, entienden que se vive un momento de contención del gasto y que, por tanto, la DGA disminuya la inversión. "En los últimos años, la Administración ha hecho un esfuerzo importante, quizá la institución no ha sabido gestionar con eficiencia durante ese tiempo y ahora llegan los problemas", comentó Manuel Moreno, de EDU. En la DGA optaron por no hace declaraciones.

Etiquetas