Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

COMERCIO

Los sindicatos amenazan con una huelga del comercio el 23 de abril si la DGA no rectifica

La concesión a las grandes superficies de permiso de apertura el Día de Aragón, que coincide con el Sábado Santo, es considerada por los trabajadores como "una agresión innecesaria".

Las federaciones de comercio de los sindicatos UGT, CC.OO. y OSTA Aragón convocarán una huelga del sector el 23 de abril de 2011 si el Gobierno autónomo no rectifica su decisión de permitir la apertura de grandes superficies en el Día del Aragón, que coincide el próximo año con la festividad de la Semana Santa y cuatro jornadas de descanso.

En rueda de prensa en Zaragoza, el secretario general de la federación de comercio de CC.OO.-Aragón, Emilio Alloza, ha explicado que los tres sindicatos van a iniciar una campaña conjunta para exigir la rectificación "urgente" del decreto del Ejecutivo aragonés sobre la apertura de centros comerciales en 2011, que regula la autorización para abrir los comercios ocho días festivos cada año.

En este caso, el Día de Aragón -23 de abril- coincide con la Semana Santa, durante las cuatro jornadas festivas, y supondría que los trabajadores del sector no pudieran disfrutar de estos días de descanso con sus familias al permitir al apertura de comercios el Sábado Santo.

Los sindicatos han expresado su "más absoluto rechazo" a la autorización de abrir los comercios "por lo que significa el Día de Aragón" y por no permitir a los trabajadores del comercio que disfruten "al menos de tres días seguidos de fiesta", por lo que proponen trabajar el Jueves Santo -día 21 de abril de 2011- o, en su defecto, el Domingo de Resurrección.

Dado que el comercio "no es un servicio esencial" y podría cambiarse la fecha de apertura, UGT, CC.OO. y OSTA llevarán a cabo hasta finales del mes de noviembre una campaña de recogida de firmas "a dos niveles", ha precisado Alloza, al explicar que se buscará el apoyo de los trabajadores del comercio y también el respaldo ciudadano.

También solicitarán una entrevista con el consejero de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, para exponer sus reivindicaciones y recurrirán a las nuevas tecnologías y las redes sociales para que la protesta llegue a la sociedad.

"Agresión innecesaria"

Si con esta primera fase no se consigue la rectificación del Ejecutivo autónomo, los sindicatos emprenderán una segunda fase antes de finales de año y convocarán una "concentración masiva" de trabajadores para terminar, "si es necesario", por convocar una huelga en el sector el 23 de abril contra esta "agresión innecesaria" a los trabajadores del sector que "no estamos dispuestos a consentir", ha aseverado Emilio Alloza.

Por su parte, el secretario general de la federación de comercio de UGT Aragón, Ángel Jaso, ha criticado como "a los políticos se les llena la boca hablando de conciliación de la vida laboral y familiar pero debe de ser para todo el mundo menos para los trabajadores del comercio".

A su juicio, el día "más lógico" para autorizar la apertura de grandes superficies durante la Semana Santa es el jueves 21 de abril y ha exigido al Gobierno de Aragón "que no se quite el muerto" al decir que es el sector quien decide el día de apertura de comercios, porque eso "es mentira, ha sido la Diputación General de Aragón quien decide y la responsable" y, por ello, "vamos contra la DGA".

Además, Jaso ha advertido de que en caso de que se llegue a convocar la jornada de huelga, "iremos a los comercios" a protestar para evitar la apertura, una movilización que podría obtener "una respuesta masiva", ha valorado Roberto Seral, al remarcar que los trabajadores del sector están "cabreados" e "indignados" con la autorización del Ejecutivo aragonés.

"El rechazo de los trabajadores del sector es unánime", ha asegurado el representante de OSTA Aragón, al tiempo que ha valorado que con esta medida se pretende dar un paso más hacia las "pretensiones del sector de la liberalización total de horarios". "ste es un duro ataque a los trabajadores", ha opinado Roberto Seral, para concluir que el Día de Aragón es una jornada "de carácter reivindicativo, lúdico y cultural y no de consumo".

Otras comunidades lo prohíben

Los tres sindicatos han alegado, además, que otras comunidades autónomas, como Castilla y León, cuya fiesta regional se celebra también el 23 de abril, en su decreto de apertura de comercios en días festivos excluyen dos días "de manera inmediata", el 23 de abril y el 1 de mayo.

"Respetamos que la ley hable de que más de tres días" de comercios cerrados puede suponer una "falta de abastecimiento", pero "hoy en día el desabastecimiento es difícil que se produzca", ha apreciado Alloza, para rechazar la "falta de sensibilidad" de las empresas con respecto a sus trabajadores, ya que "si hay algo que puede permitir conciliar la vida laboral y familiar" de los empleados del sector es "gozar de esos días con sus familias".

A este respecto, ha reclamado una "postura clara y definitiva" de la Federación de empresarios de comercio y servicios de Zaragoza y provincia (ECOS) ya que en los últimos días ha expresado su rechazo a la apertura en el Día de Aragón, pero ellos "lo propusieron", ha afirmado Alloza, al recordar que si bien los pequeños comercios no están afectados por el decreto del Gobierno aragonés, aquellos que se encuentran en grandes superficies sí se verán obligados a abrir sus puertas.

En Aragón existen 55.000 trabajadores por cuenta ajena del sector del comercio y, con la apertura el 23 de abril, se verían afectados 20.000 personas y el 50 por ciento de los establecimientos, ya que son comercios de una superficie superior a los 300 metros cuadrados.

Etiquetas