Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

INCLUSO CON FINES ACADÉMICOS

La UZ prohíbe grabar imágenes de personas

No se podrán almacenar ni difundir hasta que se cree un fichero para gestionarlas de acuerdo con la ley de protección de datosVarios profesores presentan quejas ante el defensor universitario porque creen que esta medida frena las vías de innovación docente.

La UZ prohíbe grabar imágenes de personas
La UZ prohíbe grabar imágenes de personas

¿Está frenando la Universidad de Zaragoza los programas de innovación docente por su exceso de celo con los datos personales? Esto es lo que se preguntan estos días muchos docentes tras leer una orden enviada por el Rectorado y que prohíbe en cualquier caso y por cualquier motivo la grabación de imágenes de personas -alumnos y terceros ajenos a la institución- hasta que se cree un fichero que permita almacenarlas conforme a los requisitos exigidos por la Agencia Española de Protección de Datos. Esta indicación, que fue enviada por correo electrónico por la gerente Rosa Cisneros, advierte además a todos los docentes de que, en el caso de haber tomado alguna imagen de este tipo, deben destruirla "de inmediato", ya que su conservación puede ser objeto de una sanción disciplinaria.

Las formas y el contenido de este documento han molestado a algunos profesores que han presentado quejas porque consideran que hay un exceso de celo del Rectorado, tal vez motivado por el caso de 2001, cuando la Agencia de Protección de Datos sancionó a la Universidad por haber cometido una infracción muy grave contra la Ley Orgánica sobre esta materia. Se le acusaba de facilitar datos personales de miles de alumnos a cambio de una compensación económica sin el consentimiento de los interesados. Desde entonces, la institución ha mantenido una estricta política de protección de datos.

Los profesores consultados insisten en que este caso es diferente y aseguran que la orden enviada frena los proyectos de innovación docente en los que, por ejemplo, se graban unas prácticas para que después el alumno pueda descargárselas y repetirlas en casa.

Según confirmaron ayer en la oficina del defensor universitario, se han recibido diez quejas formales en la última semana y se prevé que se sumen otras en los próximos días. Las cartas de protesta han llegado también al Rectorado. Desde allí, los responsables universitarios argumentan que la orden enviada por la gerente se sustenta en un informe del servicio jurídico de la Universidad en el que se dice que las imágenes en las que se reconoce al individuo que aparece son un dato de carácter personal y, por tanto, deben contar con autorización de los que allí salen. Además, tienen que ser registradas en un fichero en el que se indique la finalidad concreta que tendrán esas grabaciones. Añaden, también, que se está trabajando en crear ese fichero.

¿Hay que destruir materiales?

Pero mientras llega, los profesores piden al equipo del rector que aclare puntos como el que dice que hay que destruir las imágenes personales. Los docentes critican que desconocen si esa advertencia afecta a todas las grabaciones que en los últimos años han tomado los grupos investigadores, las que se conservan en los archivos de los centros (reportajes, simulaciones prácticas, materiales docentes...) o los vídeos de las celebraciones protocolarias. Por ello, piden que se informe de cómo deben actuar con ese material y que se tenga en cuenta que hay labores docentes innovadoras en las que el vídeo es imprescindible.

Fuentes del Rectorado señalaron que ha habido un error de interpretación y que no se va a destruir todo ese material. Añadieron que se está estudiando qué hay que hacer para incluirlo en un fichero legal y poder así conservarlo.

Etiquetas