Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

EDUCACIÓN

Los alumnos de la Universidad podrán lograr el título con un suspenso

El Rectorado lleva hoy al consejo de gobierno una norma que evalúa por compensación y tiene en cuenta todo el expediente. Se da libertad a los docentes para elegir entre hacer examen o valorar los trabajos.

Dos jóvenes repasaban ayer sus apuntes en un pasillo de la Facultad de Filosofía y Letras, otros lo hacían dentro de la sala de estudio.
Los alumnos de la Universidad podrán lograr el título con un suspenso
ESTHER CASAS

El consejo de gobierno de la Universidad de Zaragoza presentará hoy un nuevo reglamento de evaluación que permitirá a los estudiantes acabar la carrera con una asignatura básica (troncal u obligatoria) suspendida siempre que se hayan examinado de ella al menos dos veces y tengan un expediente que compense esa nota, entre otros requisitos. El Rectorado lleva más de dos años preparando esta normativa que actualiza la vigente desde hace más de una década y que allana el camino hacia la evaluación continua. De hecho, da libertad a los profesores para que elijan si califican a sus alumnos con la nota de los exámenes o con el trabajo hecho durante el curso.

¿Quiere decir esto que será más sencillo graduarse? Según ha defendido el equipo del rector Manuel López durante la tramitación de la normativa, no. Desde que en julio se presentó el primer borrador -sometido después a enmiendas- se ha insistido en que se busca reconocer el esfuerzo que el alumno ha hecho durante la carrera y valorar si está capacitado para acceder a un empleo relacionado con su profesión. Esto, independientemente de que se tenga una asignatura suspendida porque al joven se le ha 'atragantado' la materia, por la metodología del profesor o porque no le ha dedicado suficiente esfuerzo.

Además, no podrán titularse todos los que lo soliciten. Solo lo harán aquellos que tengan todas las asignaturas aprobadas -salvo la que se pide que se compense-, que hayan cursado al menos la mitad de la carrera en la Universidad de Zaragoza y que no hayan obtenido un cero en el último examen de esa materia (este último punto ha sido incluido tras las enmiendas).

La idea del Rectorado es que la medida -que se aplica ya en universidades como la Politécnica de Madrid- entre en vigor cuanto antes, aunque habrá que esperar a ver qué se decide en el consejo de gobierno.

En ese órgano se debatirá hoy el nuevo reglamento, que el grupo de oposición al rector -Plataforma- ya calificó como "excesivamente reglamentista" que no establece un sistema claro de evaluación, no contempla el desarrollo de las enseñanzas de grado y máster a lo largo del curso académico y carece de mecanismos para su evolución y mejora. Este grupo pidió con sus enmiendas que se hiciera un reglamento de mínimos que regulase lo esencial, pero dejase márgenes para su adecuación, interpretación y modificación por parte de los centros.

Cada profesor elige la prueba

La propuesta del Rectorado deja abierta la puerta a que sean los profesores quienes decidan qué tipo de evaluación quieren hacer a sus alumnos. "Las pruebas podrán ser diseñadas utilizando instrumentos diversos tales como ensayos, pruebas objetivas, proyectos, trabajos dirigidos, prácticas, presentaciones, debates, etc., ya sean de carácter oral o escrito y se desarrollen de forma presencial o no presencial", dice el borrador.

Es decir, se puede elegir una evaluación al uso con un examen final, o bien optar por una más continua en la que se tenga en cuenta el trabajo de todo el curso. No obstante, y aunque se elija esta segunda opción, siempre se debe garantizar que los estudiantes podrán elegir que quieren aprobar la materia mediante un examen.

"Excepcionalmente, aquellas asignaturas que presenten una especial dimensión práctica o clínica y en las que necesariamente el estudiante deba mostrar sus conocimientos en instalaciones fuera del aula convencional, la asignatura podrá evaluarse únicamente por la modalidad de evaluación continua", indica el borrador del reglamento que se abordará hoy. Si se da este caso, debe autorizarlo la comisión de estudios de grado, añade el texto.

Etiquetas