Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

EDUCACIÓN

En busca de la fórmula del cinco

El suspenso compensará en función de las notas del expediente y las obtenidas en las diferentes pruebas.

Los estudiantes con una asignatura suspendida deberán depositar sus esperanzas en una fórmula matemática que les dé el aprobado. Para ver si un estudiante en concreto puede compensar una materia habrá que seguir una fórmula en la que se calculan dos notas. La primera (nota A) es la media ponderada de las asignaturas obligatorias y troncales de toda la carrera. Es decir, se tiene en cuenta cuantos créditos tiene cada asignatura y la calificación obtenida en ella. De este modo, valdría más un sobresaliente en una materia de 8 créditos que en una de 4 (este proceso es el que se sigue para calcular la nota del expediente).

La segunda (calificación B) es la media aritmética de todas las convocatorias en las que el alumno se ha presentado a la materia que tiene pendiente. Después, se aplica una fórmula que varía en función de los créditos que tenga la asignatura que se tiene suspendida. Si esta tiene 6 o menos, se multiplica la nota A por 0,7 y la B por 0,3. Se suman y si da cinco o más, se compensa. Si la materia tiene entre 6 y 12 créditos la A se multiplica por 0,65 y la B por 0,35. Si tiene 12 o más, la A se multiplica por 0,6 y la B por 0,4.

Por ejemplo. Un alumno de Periodismo cuenta con un expediente (nota A) de 6, pero tiene suspendida Lengua española. Se ha presentado dos veces a ese examen y ha sacado un 3 y un 4, por lo que su nota B es de 3,5. Lengua tiene 6 créditos por lo que se multimplica A por 0,7 y B por 0,3. El resultado sería 4,2 y 1,05.

Como la suma de estas dos cifras da más de 5, el alumno del caso analizado podría compensar y, por tanto, graduarse en Periodismo con la asignatura de Lengua suspendida.

Etiquetas