Aragón
Suscríbete

ENCUESTA

La señalización de las carreteras secundarias de Aragón es la peor del país

Los conductores la puntúan con un 4,7 en el informe elaborado por la Fundación Española para la Seguridad VialLas indicaciones viales son escasas, se ven mal o se encuentran muy deterioradas.

Nada indica que el asfalto resbala. El firme de este tramo, en Estopiñán del Castillo, está deformado.
La señalización de las carreteras secundarias de Aragón es la peor del país

Los desplazamientos cortos y las carreteras secundarias pueden convertirse en una combinación letal. La DGT lleva mucho tiempo poniendo en alerta a los conductores de esta realidad, y las estadísticas se empeñan en confirmarlo. Solo en Aragón, en lo que va de año, son ya ocho las personas que se han dejado la vida en vías de titularidad autonómica o provincial. Un precio demasiado caro, pero comprensible si tenemos en cuenta el resultado del último informe de la Fundación Española para la Seguridad Vial (Fesvial). En él, los conductores valoran con un 4,7 la señalización de la red secundaria aragonesa, la peor puntuación de toda España.Salvo las carreteras locales de Baleares, que rozan el notable (6,9), las del resto de comunidades han obtenido una nota bastante baja y la media no pasa de 5,3. Sin embargo, solo tres suspenden: Aragón (4,7), País Vasco (4,9) y Asturias (4,9). El estudio, patrocinado por la Confederación Nacional de Autoescuelas y Seguros Zurich, se basa en una encuesta realizada entre conductores experimentados (el 68% tiene más de diez años de carné y el 64% conduce casi todos los días) a los que se ha preguntado exclusivamente por cuestiones relacionadas con la señalización: tanto vertical como horizontal.

A la hora de justificar el suspenso que otorgan a las carreteras secundarias de Aragón, los conductores denuncian sobre todo la falta de señalización que sufren muchos tramos. La red viaria de la Comunidad se extiende a lo largo de 10.321 kilómetros, y casi 9.000 son vías convencionales de doble sentido. Sin embargo, para el portavoz de la Asociación Mutua Motera (AMM), Juan Carlos Toribio "esto no puede ser una excusa para las administraciones". "A ellas les corresponde garantizar el derecho a la seguridad de los ciudadanos y no pueden hacer dejación de sus funciones", señala.

Causa directa de los siniestros

Toribio insiste en que una mala señalización "puede ser la causa directa de un accidente". Y recuerda que muchas de las vías que unen los pequeños pueblos aragoneses están jalonadas de curvas sin visibilidad o pronunciados cambios de rasante. "Y muchas veces, no hay una sola señal que advierta del peligro al conductor", asegura. Para demostrarlo, la asociación hizo el año pasado un recorrido por muchos de esos tramos y fotografió algunas de esas 'trampas' (ver imágenes). "El peligro es todavía mayor por las noches y cuando quien conduce no conoce la carretera", apostilla el portavoz de AMM.

Según los conductores consultados en Aragón, la falta de señalización no es el único problema. Casi la mitad de ellos piensa que hay demasiadas señales deterioradas o abandonadas, lo que dificulta su visibilidad. La normativa actual dice que las señales viales solo pueden tener una vida de diez años, y por eso obliga a las empresas a indicar la fecha de fabricación en el reverso. En teoría, cumplida la década, deberían ser retiradas y sustituidas. Sin embargo, muchas de las que salpican nuestras carreteras superan los 20 años.

Según el informe de la Fundación Española para la Seguridad Vial, un tercio de los conductores creen que sigue habiendo señales equivocadas, mal puestas o contradictorias en nuestra red viaria. Los aragoneses son los más críticos con la señalización vertical, en general, y con las indicaciones de obras, en particular. No en vano, los tramos en fase de renovación figuran entre los más peligrosos.

El estudio también habla de la necesidad de volver a recordar el significado de algunas indicaciones, ya que solo el 52% de los aragoneses consultados demostró conocerlas sobradamente.

Etiquetas