Huesca
Suscríbete

La Policía Nacional intensifica el control a las viviendas turísticas con multas de 601 a 30.000 euros

En las inspecciones realizadas en Jaca y Huesca se ha detectado que algunos propietarios no habían comunicado el registro de huéspedes o no se habían dado de alta.

Agentes de la Policía Nacional de Jaca con los nuevos dispositivos.
Agentes de la Policía Nacional de Jaca.
Policía Nacional

La Policía Nacional ha intensificado las inspecciones a viviendas de uso turístico en Huesca y Jaca para ver si cumplen con los requisitos marcados, entre otros dar de alta la actividad y notificar los datos de los alojados como se hace en los hoteles. Estos controles se realizan tras una campaña informativa que ha llevado a cabo para recordar las obligaciones.

Durante el periodo de Semana Santa los agentes se personaron en Jaca y Huesca, donde tienen competencias, para verificar si las viviendas cumplían, por ejemplo, con la obligación de registrar y comunicar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad los viajeros que alojaban. La carencia de los registros o la omisión de las comunicaciones obligatorias supone una infracción grave con multas de entre 601 euros y 30.000 euros. 

Aragón tiene contabilizadas oficialmente 4.041 inmuebles de uso turístico en la Comunidad, con 2.366 (el 59%) en Huesca, casi todos ellos en la zona del Pirineo. De hecho, su proliferación en los últimos años ha llevado a algunos ayuntamientos a limitar su creación porque entienden que colapsan el parque inmobiliario disponible y en muchos pueblos turísticos es difícil encontrar un piso de alquiler.

En Jaca, fruto de las inspecciones realizadas por agentes de la Comisaría de Policía Nacional, con la colaboración de la Policía Local, se detectaron dos viviendas con huéspedes que no habían comunicado los datos en el plazo de 24 horas. También encontraron una que no se había sido dada de alta como tal.

Asimismo, otras tres habían reconvertido su actividad como alquileres de larga duración y habían dejado de funcionar como uso turístico, sin informar del cambio a las autoridades.

La Policía recuerda que por motivos de seguridad ciudadana, las personas físicas o jurídicas que ejercen actividades de hospedaje tienen obligación de llevar un registro documental y de informar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad la identidad de los huéspedes que alojan.

Asimismo, los alojamientos destinados a tal fin han de realizar la correspondiente inscripción en el Registro de Turismo del Gobierno de Aragón.

Aquella persona que esté ejerciendo actividades de hospedaje debe ponerse en contacto con Policía Nacional o aquel Cuerpo de Seguridad que tenga competencia en el lugar donde esté ubicada la vivienda, quienes le acreditarán y le facilitarán un usuario y contraseña para poder comunicar informáticamente los datos.

Una vez acreditado como anfitrión de alojamiento turístico, se puede acceder al programa habilitado por el Ministerio de Interior, incluso desde cualquier terminal móvil, y rellenar fácilmente así los datos de los huéspedes, que se envían telemáticamente a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión