Huesca
Suscríbete

Investigado un camionero con fatiga o sueño que volcó y cortó 9 horas la AP-2

La Guardia Civil cree que debió haber parado y no poner en peligro la seguridad del tráfico. El conductor fue grabado invadiendo los arcenes hasta que sufrió un accidente que tuvo cortada la autopista 9 horas. 

Una imagen del vídeo en el momento del vuelco del camión.
Una imagen del vídeo en el momento del vuelco del camión.
Heraldo

La Guardia Civil investiga por un delito contra la seguridad al conductor de un camión que volcó el 24 de enero en la AP-2, a la altura de Candasnos, poniendo en riesgo al resto de usuarios de esta vía. Tras descartar que hubiera bebido o que sufriera un desvanecimiento, considera que el accidente se debió a la fatiga o la somnolencia. 

Agentes del Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT) de Huesca consideran que condujo con temeridad manifiesta, al circular de forma irregular, dejando el camión temporalmente sin control. "Al tratarse de ser un conductor profesional con muchos años de experiencia, podría haber abandonado la vía al notar los primeros síntomas de fatiga o somnolencia, durante los 10 kilómetros que recorrió el camión de forma anómala y que recogía la grabación del vídeo", ha explicado la Comandancia. Se trata de un vecino de Burgos de 63 años. 

undefined

El suceso fue grabado por un conductor que circulaba detrás. En el vídeo se puede escuchar a quien toma las imágenes diciendo "¡Madre mía, madre mía, va borracho!", mientras observa como hace eses de un arcén a otro de la autopista. Finalmente, exclama "Mira, mira, mira, se va para la izquierda, y se estampa. ¡Se estampa!". Como así ocurrió, ya que el vehículo chocó con el quitamiedos y volcó, quedando tirado en medio de la calzada, derramando su carga de cerveza. El chofer salió ileso, pero la autopista estuvo cortada  durante 9 horas.  

Agentes del Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT) del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Huesca lo han investigado  como supuesto autor de un delito contra la seguridad vial, al conducir un vehículo a motor con temeridad manifiesta, poniendo en concreto peligro la vida o integridad de las personas, tras haber ocasionado un accidente de circulación.

El GIAT inició la investigación de los hechos tras analizar el vídeo que se compartió en redes sociales, en el que se visualizaba al vehículo articulado circulando de forma irregular, invadiendo en varias ocasiones tanto el arcén derecho como parcialmente el carril izquierdo de la calzada, hasta que en el punto kilométrico 81,900 se produjo el accidente de circulación. Fue justo tras atravesar el arco que marca en la AP-2 el Meridiano de Greenwich.

Se descartó que fuera bebido, ya que dio negativo en las pruebas de alcoholemia. Los agentes barajaron entonces como posible causa del accidente una distracción en la conducción, motivada por una somnolencia, fatiga o enfermedad súbita del conductor, pero también se desechó este último motivo al no existir patología alguna.

Las diligencias instruidas fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción de Guardia de Fraga, debiendo presentarse el investigado cuando lo estime la autoridad competente.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión