Huesca
Suscríbete por 1€

pirineo

La nieve, el viento y el frío anuncian un inicio de semana invernal en las cumbres del Pirineo

El frente de este sábado blanqueó la zona occidental de la provincia de Huesca, con temperaturas bajo cero.  Una borrasca que llega del Atlantico dejará lluvia y más nevadas en el Alto Aragón mañana y el martes.

La estación de Candanchú acumuló 5 cm en su base y 7 en la cota alta.
La estación de Candanchú acumuló 5 cm en su base y 7 en la cota alta.
Verónica Lacasa

Apenas ha habido tiempo para aclimatarse al otoño cuando este sábado se registró en el Pirineo una jornada de nieve, frío y viento con rachas de hasta 70 km. El frente se quedó en la zona más occidental de la provincia de Huesca, pero todas las cumbres de la cordillera se cubrieron de blanco. Las quitanieves tuvieron que salir para a limpiar algunos accesos pero, afortunadamente, no se produjeron problemas en las carreteras

Hoy se experimentará una ligera subida de temperaturas y el viento, salvo en las cimas, será menos intenso. La cota de nieve subirá desde el entorno de los 1.100 metros hasta unos 1600. Pero mañana lunes se prevé que la borrasca atlántica de lluvia y nieve alcance a toda la provincia y que la cota de las nevadas vuelva a bajar al fina del día.

Para el martes, la Aemet pronostica en el Pirineo precipitaciones localmente persistentes con una cota de nieve entre los 1.500 y los 1.700 metros, que bajará por debajo de 1.000 durante el día y subirá por encima de los 2.000 al final de la jornada.

Este sábado, las predicciones meteorológicas se cumplieron y. según avanzó la madrugada, las precipitaciones níveas empezaron a caer en las zonas de mayor altitud. A primera hora era necesario el uso de cadenas o neumáticos de invierno para circular por la A-136 en Sallent de Gallego, la N-330ª Canfranc y la N-330b en Aísa. No obstante, a media mañana la DGT retiró las restricciones.

La nieve también llegó con algo de intensidad al Portalet aunque el paso fronterizo se mantuvo abierto. Los propietarios de algunos establecimientos comerciales de la Ventas tuvieron que limpiar con palas las entradas a sus tiendas.

Las rachas máximas de viento oscilaron entre los 90 y 70 kilómetros, lo que acrecentó la sensación de frío. No obstante, en la Raca (Astún) se alcanzaron los 6 grados bajo cero y en Cogulla (Cerler) se llegó a -5,8.

En las estaciones de esquí del Valle del Aragón se esperaba acumular unos espesores de nieve entre 5 y 10 cm. En Candanchú se acumularon eso 5 cm en la base del complejo invernal mientras que en la cota alta se midieron 7 cm. Desde este centro indicaron que hay previsiones de nuevas nevadas para mañana y pasado.

Una vez conseguido que el manto de nieve se asiente se podrán iniciar los trabajos de pisado y, si las temperaturas lo permiten iniciar la producción de nieve artificial con el objetivo de abrir para el puente de la Constitución, indicaron las mismas fuentes.

Las pistas de Formigal-Panticosa, del grupo Aramón, también se cubrieron de blanco. Desde el holding aragonés de la nieve indicaron que se esperan más nevadas para el lunes y el martes. El frente alcanzó en menor medida a Cerler, centro invernal de la misma sociedad en la zona de Ribagorza donde el viernes empezó a caer nieve en Gallinero (2.728 m). Llanos del Hospital, en el Valle de Benasque, también se cubrió ayer con una capa blanca a primera hora de la mañana.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión