Huesca
Suscríbete por 1€

La carretera del cañón de Añisclo seguirá cerrada una semana mientras continúan los desprendimientos

Es necesario utilizar maquinaria especial para reparar la calzada, pero los trabajos no podrán comenzar hasta que termine la situación de inseguridad. 

Socavón provocado por el desprendimiento en la carretera del cañón de Añisclo.
Socavón provocado por el desprendimiento en la carretera del cañón de Añisclo.
Heraldo

La carretera del cañón de Añisclo (HU-631), en Fanlo, dentro del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, se mantendrá cerrada al menos una semana, lo que impedirá transitar por este sector del espacio protegido durante el puente de Todos los Santos. Los daños ocasionados en la calzada se deben al desprendimiento de una roca de grandes dimensiones que cayó de la pared sobre la calzada produciendo desperfectos en la misma. Desde ese punto, la roca se precipitó al río Bellós, según ha informado el departamento de Vertebración del Territorio.

Para reparar la calzada será necesario acceder con maquinaria especial. Los técnicos  estiman que los trabajos podrán durar una semana, pero no comenzarán hasta que termine la situación de inseguridad que existe en estos momentos, ya que se están produciendo más desprendimientos como consecuencia de la lluvia. 

El director general de Carreteras, Bizén Fuster, ha insistido en que es una obra "muy insegura" para trabajar, "una carretera de alto riesgo". "Lo importante es garantizar la seguridad de los operarios", ha añadido, teniendo en cuenta además la existencia de un trazado alternativo. 

Las piedras que se desprendieron de la pared acabaron en el río.
Las piedras que se desprendieron de la pared acabaron en el río.
Gobierno de Aragón

Los visitantes que tuvieran previsto visitar esta zona del espacio protegido durante el Puente de Todos los Santos, muy atractiva en otoño, deberán utilizar la carretera por Puyarruego y Buerba

El desprendimiento se produjo el pasado lunes. El martes la continua caída de piedras impidió inspeccionar la zona afectada para poder evaluar los daños y planificar la reparación. Se da por seguro que la causa fueron las intensas precipitaciones caídas días atrás, que en otro punto del Parque Nacional, en el valle de Pineta, dejaron hasta 215 litros por metro cuadrado.

Sí se pudo solucionar la incidencia que el martes por la tarde obligó a cortar las carreteras A-21 y A-176, en Puente la Reina de Jaca, por el desprendimiento de un cable telefónico. La circulación se normalizó poco después del mediodía, una vez concluidos los trabajos para la retirada del cableado. El corte afectaba a los conductores que se dirigían hacia el Valle de Hecho, a quienes se ha desviado por una pista alternativa hasta la N-240. Desde aquí pueden llegar a la glorieta superior de acceso a la A-21 desde la A-176.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión