Huesca
Suscríbete

El nuevo aparcamiento para visitantes en Riglos, con casi 200 plazas, será de pago

El Ayuntamiento establecerá una tasa de 3 euros diarios para los turismos y de 6 para los autobuses y caravanas. La nueva ordenanza regulará el uso de otras cuatro zonas de estacionamiento en la localidad.

Aparcamiento para visitantes habilitado en Riglos.
Aparcamiento para visitantes habilitado en Riglos.
Ayto. Riglos

El Ayuntamiento de las Peñas de Riglos está regulando el aparcamiento de vehículos en el núcleo de Riglos, donde están los famosos mallos. Con este fin ha establecido cinco zonas donde dejar los coches, autobuses y caravanas. Una de ellas, construida hace unos meses y con 195 plazas, será de pago cuando se apruebe la ordenanza, ahora en exposición pública. Los turismos abonarán 3 euros al día y los autobuses y caravanas, 6. También se establecerá un precio para la pernocta.

Los problemas comenzaron antes de la pandemia, cuando un fin de semana cualquiera se contabilizaban 1.000 coches en Riglos. Con las restricciones de movilidad de 2020 y 2021 la afluencia masiva de vehículos llegó a provocar auténticos colapsos con turismos, caravanas y autobuses aparcados no solo en las calles y los accesos del pueblo (con 60 vecinos) sino también en los arcenes, dificultando incluso la circulación de los vehículos de emergencias.

Fue entonces cuando el Ayuntamiento decidió poner coto a esta situación, originada por la popularidad de sus paisajes, y determinó la construcción de una nueva zona de aparcamiento. Este espacio entró en uso en Semana Santa de este año. Las obras se llevaron a cabo en diciembre y costaron 300.000 euros, financiados por las arcas municipales. 

En el pleno celebrado a finales de septiembre, la corporación dio el visto bueno provisional a dos ordenanzas: la que regulará el estacionamiento de vehículos en Riglos y la que fijará la tasa de uso. Ambas entrarán en vigor con la aprobación definitiva, tras el periodo de alegaciones.

El alcalde de las Peñas de Riglos, Francisco Torralba, ha indicado que las obras del aparcamiento grande y la señalización general ya están pagadas y que la tasa, además de compensar algo este gasto, ayudará a sufragar la iluminación, la limpieza y el personal que controlará el estacionamiento. Habrá dos máquinas expendedoras de tiques

Cuando la ordenanza esté vigente habrá tres tipos de usuarios para las diferentes zonas de estacionamiento. Uno son los vecinos, los que pagan el impuesto de vehículos en el municipio y que "podrán entrar e incluso aparcar en el casco urbano". "Quienes poseen casa aquí pero no tienen domiciliado este tributo podrán entrar en el pueblo y estacionar en el parquin 4, más cercano, gratuito y con capacidad para 59 plazas», ha señalado el alcalde. Por último, estarán los visitantes que acuden a pasar el día y que deben sacar el tique.

La pernocta y reserva de espacio también se contempla. Los turismos, caravanas y autocaravanas pagarán 10 euros por noche y deberán quedarse en los aparcamiento P3 y P5, fuera del núcleo urbano y con 35 y 16 plazas respectivamente. Los autobuses, que también abonarán 3 euros por noche, tendrán que estacionar en la zona de la piscina (P1).

Además, se establece una tarifa para reservar el aparcamiento grande con motivo de competiciones deportivas o rodajes. Bloquearlo entero costará 300 euros al día y la mitad, 150. "El fin último sería que ningún coche entrase al pueblo y que se pudiera pasear por sus calles como ocurre ya en otros sitios", ha dicho el alcalde.

Cabina de aseos

El Ayuntamiento también ha instalado unos aseos públicos, "que era muy necesarios para dar servicio sobre todo a los usuarios de las caravanas y las furgonetas camperizadas", ha apuntado el alcalde. El coste de este servicio se paga entre los hosteleros del pueblo. La cabina está a la entrada de la localidad, pasado el refugio. "Era el único lugar donde podíamos ponerla porque es ahí donde hay agua y desagüe", ha explicado  Torralba.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión