Huesca
Suscríbete por 1€

Muere un cazador al caerse desde una altura de 30 metros en Canfranc

La víctima, un vecino de la localidad de 56 años, es el segundo fallecido en los dos últimos días en accidente de montaña. 

Los helicópteros de la Guardia Civil y el 112 durante el rescate.
Los helicópteros de la Guardia Civil y el 112 durante el rescate.
Guardia Civil

Por segundo día consecutivo, la montaña se ha cobrado una vida en el Pirineo. Si el jueves falleció un parapentista inglés de 50 años en el valle de Benasque, hoy ha muerto un  vecino de Canfranc mientras cazaba junto a un agente forestal en un paraje de alta montaña de una reserva cinegética. El accidente ha ocurrido en el valle de la Canal Roya de ese mismo municipio. La víctima se ha precipitado desde una altura de 30 metros. 

El suceso se ha producido sobre las 9.30. El agente forestal que acompañaba al cazador ha dado aviso al 112 diciendo que el hombre se encontraba inconsciente. A través de la Guardia Civil se ha enlazado la llamada directamente con Greim de Jaca para que facilitara las coordenadas.

La Guardia Civil ha rescatado el cuerpo del hombre sin vida, que se ha precipitado entre dos paredes montañosas.

Inmediatamente se ha activado el equipo de rescate compuesto por el helicóptero Unidad Aérea de Huesca y un médico del 061, que tras recoger a los especialistas del Greim se han dirigido al lugar. Han llegado hasta un punto próximo, teniendo que descender por una ladera bastante expuesta. 

Tras evaluarlo, el médico ha solicitado la movilización del helicóptero medicalizado del 112 SOS Aragón y durante más de 30 minutos se le ha practicado la reanimación cardio-pulmonar, pero debido a la gravedad de las lesiones que presentaba ha fallecido antes de la llegada del refuerzo. El cuerpo ha sido evacuado en helicóptero al Hospital de Jaca para realizar autopsia.

Consternación en Canfranc

El fallecido es Roberto Liébana, de 56 años, muy conocido en Canfranc. Trabaja como portero del polideportivo municipal. "Estamos consternados, era una persona muy conocida y muy querida", ha comentado el alcalde, Fernando Sánchez. La víctima tenía adjudicada una pieza de caza, un sarrio, y se había ido a cobrarla por la mañana junto al agente forestal que vigila la actividad al estar en una reserva.

En lo que va de año se han contabilizado ya 15 muertos en la montaña. El final de la campaña estival está siendo especialmente funesto, ya que a las dos víctimas de esta semana hay que sumar la muerte el 10 de septiembre de una montañera navarra de 22 años que se despeñó 50 metros en el pico Brazatos (Panticosa) y de un montañero barcelonés de 65 que sufrió un infarto en el pico Cabalera (Gistaín). 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión