Huesca
Suscríbete por 1€

Una fuerte tromba obliga a suspender la histórica novillada de Huesca casi a mitad de festejo

Porta Miravé y Jorge Mallén han podido matar un novillo cada uno, pero Ignacio Boné se ha quedado sin torear.

Los aficionados a los toros de Huesca estaban preparados para vivir este domingo, en vísperas de las Fiestas de San Lorenzo, una tarde histórica ya que, por primera vez en los casi 100 años de vida de la plaza, se celebraba una novillada sin caballos con tres oscenses, Jorge Mallén, Porta Miravé e Ignacio Boné. Sin embargo, una fuerte tromba de agua ha echado al traste todas sus ilusiones ya que ha dejado impracticable el ruedo y ha obligado a suspender el festejo cuando solo habían podido matar dos de los seis novillos de la ganadería de Eliseo Morán Gómez. 

La afición había respondido con media entrada y aunque desde el principio ya asomaba la amenaza de la tormenta, el festejo ha comenzado. Los tres novilleros están apoderados por la Escuela Taurina Oscense, dirigida por el matador Ricardo Aguín 'El Molinero'Porta Miravé no ha tenido suerte con su primer novillo ya que ha estado muy condicionado por el viento de la tormenta y se ha ido de vacío con silencio tras dos avisos ya que ha pinchado con la espada. Mientras, Jorge Mallén sí se ha podido llevar un trofeo después de una buena estocada a su primero.

Sin embargo, la novillada ya no ha podido continuar ya que el ruedo estaba lleno de charcos y resultaba muy peligroso. La empresa Tauroemoción han justificado la suspensión "para garantizar la seguridad de los novilleros, cuadrillas y todos los actuantes, que es lo primero"

Pablo Ciprés, profesor de la Escuela Taurina Oscense, ha lamentado la suspensión pero ha entendido la decisión "porque era imposible torear en esas condiciones", ha reconocido. Con todo, se ha mostrado "muy contento" con la actitud mostrada por Porta Miravé y Jorge Mallén "porque han dado la cara con los dos novillos y han demostrado que quieren ser toreros, que es lo importante". Y confía en que Ignacio Boné tenga pronto una nueva oportunidad. Además, ha agradecido la respuesta de la afición.

Porta Miravé había salido acompañado por los banderilleros Ángel Esteban, José Manuel Calvo y Mariano Ruiz, además del mozo de espadas Fabio Jiménez. Mientras, la cuadrilla de Jorge Mallén la formaban Carlos Javier Esteban, Francisco Javier García y César Urdániz, junto al mozo Jesús Bautista. Y, por último, Ignacio Boné había hecho el paseíllo con Jesús Antonio Sanjuán, Pablo Gallego y Alberto Berzosa y tenía a Jorge Monge como mozo de espadas. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión