Huesca
Suscríbete por 1€

huesca

Calzados Lázaro: de taller de zapatos en Estadilla a 15 tiendas y 50 empleados

El origen de esta empresa familiar se remonta al año 1819, cuando la primera generación de zapateros de esta saga reparaba y fabricaba calzado en el pueblo.

Hace unos años, parte de la plantilla de Calzados Lázaro en la celebración de su 200 aniversario.
Hace unos años, parte de la plantilla de Calzados Lázaro en la celebración de su 200 aniversario.
Heraldo

Desde que la primera generación de zapateros de la familia Lázaro abriera un pequeño taller de reparación y fabricación en la localidad oscense de Estadilla hasta ahora las cosas han cambiado mucho. De aquello hace ya más de 200 años y actualmente Calzados Lázaro es una empresa familiar con 15 tiendas y 50 empleados. Pero hay algo que se mantiene desde 1819, la elaboración artesanal de unos zapatos donde lo que prima es la comodidad.

El primer gran paso se dio en los años 50 del siglo pasado, cuando el taller se trasladó a Barbastro. Cuatro años después se abrió la primera tienda de venta al público tanto de su propio calzado como de otras marcas. Quienes lideraron aquello fueron Joaquín Lázaro Martín y su hijo, Joaquín Lázaro Peirón. “Hay unas nueve generaciones por encima de mí y, hasta que llegué yo, todos eran Joaquines”, explica César Lázaro, nieto e hijo de los dos anteriores. Junto con su mujer, Mercedes; su hermana, Rosa; y su cuñado, David; gestionan esta empresa que no ha parado de crecer. Sus padres, Joaquín y María Digna, ya están jubilados pero siguen formando parte del consejo y, dice César, intentan estar al día de las nuevas formas de comunicación y venta, como las redes sociales o whatsapp.

Y es que ver cómo tu empresa evoluciona y se adapta a los tiempos rápidamente debe de ser tan emocionante como inquietante. Dos siglos dan para mucho y, aunque la esencia de Calzados Lázaro se ha mantenido, los procesos han cambiado. “Aunque los trabajos siguen siendo principalmente manuales, ahora se usan máquinas automáticas que los completan. La tecnología acelera los momentos intermedios entre un proceso y otro. Por ejemplo, antes la piel se tenía que cortar a mano con una cuchilla, siguiendo la silueta de un patrón. Ahora esto se hace con láser. Así se recorta los tiempos, le da más precisión y permite más rapidez en la producción”, explica César.

En estos años, los esfuerzos de esta empresa familiar se han centrado en el desarrollo de la marca propia, con diseños personalizados y una forma de fabricar los zapatos que intenta recoger toda la experiencia de sus antepasados. “La composición de los materiales, el uso de la piel y los aspectos propios de la comodidad son fundamentales, independiente de todo lo que es el diseño. Quien compra un zapato Lázaro sabe que es garantía de súper comodidad”, defiende.

Su sede central está en Barbastro, donde tienen tres tiendas, dos de la línea clásica y otra de una más deportiva, que se comercializa bajo el nombre de ATZ (A Toda Zapatilla). Además de sus propios productos, que se confeccionan en fábricas amigas de Elche, Elda y la Capadocia, en Calzados Lázaro también se venden otras marcas como Converse, Unisa, Camper o Salonissimos. “También tenemos un tipo de calzado que está muy de moda ahora, el eoligero. Pesan 100 gramos y cuestan unos 50 euros”. Al cruzar la puerta de una de estas zapaterías el cliente también encontrará marcas más sofisticadas como Nero Yardini, Wonders o Lodi, así como bolsos de Moschino, Tous o Liujo.

Centrados en la venta online

Desde la apertura de aquella primera tienda en Barbastro en los 50, los establecimientos de Calzados Lázaro y ATZ han ido extendiéndose por buena parte de la provincia de Huesca. Hay tres en la capital, una en Jaca, otra en Sabiñánigo, dos Monzón y una en Fraga, además de las tres de Barbastro. También tienen presencia en la vecina provincia de Lérida, con tres puntos de venta (Mollerussa, Balaguer y Tárrega); y también hay una tienda en pleno centro de Zaragoza.

Con esta red de 15 establecimientos a pleno rendimiento, los esfuerzos actuales de esta empresa familiar se centran en el impulso de la venta online. Hace unos tres años que sus productos se pueden comprar desde cualquier parte de España a través de internet pero ha sido a raíz de la pandemia cuando se ha dado el empujón final al ecommerce. “Fue muy duro porque nos veíamos sin la posibilidad de poder abrir las tiendas pero gracias a la web pudimos ir vendiendo y tener una base para defender los gastos que al final había que seguir cubriendo y pagando”, recuerda César. 

Después de aquello, los Lázaro vieron que vender online era fundamental y, como reflexión positiva, la pandemia les dio el tiempo y el motivo que necesitaba para apostar decididamente por ello. El reto ahora está en trasladar al canal online la misma experiencia de compra que tiene el cliente de la tienda física. “Nos basamos en una atención alegre y profesional. Son ventas un poco especiales porque procuramos que la gente disfrute viniendo a comprar, sin quitar que quien le atiende está preparado y le sabe asesorar”, resume.

La historia continúa

Desde hace 200 años, las generaciones de Lázaro han ido viendo cómo la empresa familiar pasaba de padres a hijos. Dentro de unos años es muy posible que la historia se repita ya que los diez nietos de Joaquín y María Digna (nueve chicas y un chico, que no es Joaquín, sino Jorge) han hecho alguna práctica en la empresa. “Hay de todo, desde matemáticos hasta licenciados en ADE. Ahora están trabajando en otras entidades para ver cómo funcionan y qué se hace y poder algún día aplicarlo en la nuestra”, expone César.

A pesar de haber salido de Barbastro para estudiar, él siempre supo que tarde o temprano volvería para estar donde está actualmente. “Me va el negocio”, reconoce. Pero también le gusta mucho la antigüedad y estudió Arqueología para matar esa inquietud. “Desde siempre hemos colaborado en la tienda, pasando muchos veranos y fines de semana para ir aprendiendo”. 

Ahora, la historia se repite manteniendo ligadas a las nuevas generaciones con el deseo de que Calzados Lázaro siga llevando tiendas de primera a poblaciones de todo tipo durante otros 200 años más.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión