Huesca
Suscríbete por 1€

El francés buscado en Jaca es un exmilitar acusado de matar a su mujer y a otro hombre: es "peligroso" y podría ir armado

El sospechoso, de 34 años, dejó su motocicleta en la cuneta de la carretera a Bernués y se echó al monte.

La Guardia Civil busca a Cedric Tauleygnes, antiguo reservista de la Armada. Podría ir armado y es «peligroso».
La Guardia Civil busca a Cedric Tauleygnes, sospechoso de un doble crimen en Francia.
Verónica Lacasa

La Guardia Civil y la Policía Nacional buscan desde ayer en una zona rural del municipio de Jaca al sospechoso de un doble crimen ocurrido en Francia el pasado lunes. El fugitivo escapó después de matar a su mujer y a un compañero de trabajo de ella cerca de la ciudad de Tarbes. El presunto autor del asesinato ha sido identificado como Cédric Tauleygne, un antiguo reservista de la Armada de 34 años que, según la alerta lanzada por las autoridades de ese país, es un hombre "peligroso", podría ir armado y tiene una gran experiencia en supervivencia.

Los agentes españoles rastrean desde la mañana del martes la peña Oroel y su entorno, tras la pista del sospechoso, que huyó del lugar del suceso en una motocicleta y cruzó la frontera. El vehículo fue encontrado, en la cuneta, en la carretera A-1205, a medio camino entre Jaca y Bernués. Esto dio la pista sobre su presencia en el entorno de la Peña Oroel, una zona que peinan los agentes españoles, extremando las precauciones, ya que es una persona que utilizó una pistola y todavía podría ir armada.

Las investigaciones llevadas a cabo en Francia determinaron enseguida que podría haber cruzado la frontera y encontrarse en la provincia de Huesca. Negociadores de la gendarmería estaban en contacto telefónico con el fugitivo, quien les dijo que tenía intención de suicidarse.

Es un hombre "peligroso", podría ir armado y tiene una gran experiencia en supervivencia

Según el diario La Dépêche, una de las víctimas es la mujer de Tauleygne, de 32 años, madre de dos niños pequeños, que fue encontrada herida de bala en la calle a varios metros de la casa del otro fallecido, de 55 años y padre de dos niñas. Ambos eran compañeros. Trabajaban en el colegio Desaix de Tarbes, él como profesor de Educación Física y ella como profesora de Francés.

Foto de la vivienda donde ocurrió el crimen.
Foto de la vivienda donde ocurrió el crimen.
La République des Pyrénées

Un crimen machista

Todo apunta a que se trata de un crimen machista. Los hechos ocurrieron en Pouyastruc, un municipio situado a unos 10 kilómetros al este de Tarbes. La alerta la dio un vecino, que sospechó sobre los movimientos del conductor de una motocicleta cerca de la casa donde ocurrieron los hechos, ubicada en un camino.

Cuando el motorista se fue, el vecino vio a una mujer gravemente herida tirada en el suelo, fuera de la casa y alertó a la Policía, que dentro descubrió el cadáver de un hombre, el propietario de la vivienda. Ella estaba viva cuando los equipos de emergencia, pero finalmente falleció. Ambos tenían heridas por disparos de arma de fuego.

Las primeras investigaciones permitieron determinar que el autor de los hechos era el marido de ella, quien huyó del lugar de los hechos en la moto. Desde entonces lo busca la Gendarmería de los Altos Pirineos, con el apoyo de la Sección de Investigación de Toulouse.

Un helicóptero estaba participando en la búsqueda en Francia, donde además se habían establecido controles. Negociadores de la Gendarmería pudieron contactar con el sospechoso y averiguar que había cruzado la frontera en dirección a la provincia de Huesca, por lo que avisaron a las autoridades en España, donde se le busca desde la mañana del martes.

Dijo que se iba a suicidar

La motocicleta, de marca Suzuki, con matrícula francesa, apareció en la cuneta de la carretera A-1205, cerca del kilómetro 10. Según han explicado vecinos del pequeño núcleo de Bernués (municipio de Jaca), alguien la vio ya allí a las 6.30 de la mañana. Finalmente, un conductor dio aviso a las autoridades extrañado por la presencia del vehículo junto a la calzada, lo que permitió comprobar que era propiedad del fugitivo francés.

"Nos da respeto saber que puede estar cerca"

Se sospecha que dejó la moto abandonada y salió huyendo hacia el monte, en el entorno de la Peña Oroel. Cédric Tauleygne habría dicho a los gendarmes con los que estaba en contacto por teléfono, que quería suicidarse. Patrullas de la Guardia Civil lo buscan por la zona a pie y no descartan que podría haber llevado a cabo su propósito de quitarse la vida, pero sin olvidar que es un hombre peligroso, armado, cuya instrucción militar le permite sobrevivir en un ambiente hostil.

El miedo de los vecinos

Los vecinos de Bernués, una pequeña localidad de apenas 15 habitantes situada cerca de donde apareció la moto, no ocultan su inquietud. "Nos da mucho respeto saber que puede estar cerca", reconoció anoche la alcaldesa pedánea, Ana Celsa Lacosta.

Agentes de la Guardia Civil estuvieron en el pueblo preguntando por si alguien lo había visto. "Nos han dicho que tengamos cuidado y si vemos algo, que avisemos. No sabemos si ha huido al monte, campo a través, hacia la peña Oroel, o ha podido escapar si tenía algún compinche y estar ya lejos de aquí", añadió la alcaldesa, que a primera hora de la mañana, cuando se dirigía a trabajar, vio la moto en la cuneta. "No sufrió ningún accidente, la moto no estaba tirada sino de pie", especificó, deseando que lo encuentren pronto, "porque esto es un sinvivir".   

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión