Huesca
Suscríbete por 1€

huesca

Fraga acoge el proyecto de Cáritas de construir 6 casas para uso temporal de 28 personas, desechado por Monzón

La previsión es inauguralas el próximo septiembre con la presencia de la reina emérita Doña Sofía.

Amparto Tierz y el obispo Ángel Pérez en la presentación de la memoria de Cáritas DIocesana Barbastro-Monzón.
Amparto Tierz y el obispo Ángel Pérez en la presentación de la memoria de Cáritas DIocesana Barbastro-Monzón.
J. L. P.

El proyecto pionero a nivel nacional para construir un alojamiento temporal para personas o colectivo en situación de exclusión residencial que tenía previsto instalarse en Monzón pero que el Ayuntamiento desechó por la “presión vecinal” se ubicará finalmente en Fraga.

El Ayuntamiento de la capital del Bajo Cinca y Cáritas Diocesana firmarán a final de mes el convenio de colaboración por el cual se ubicarán sobre suelo fragatino 6 viviendas de uso temporal con una capacidad de 26 personas gracias a una subvención de 150.000 euros que destina la Fundación Reina Sofía.

Las casas ya se encuentran construidas, cuyo coste ha asumido Cáritas, quien velará por la gestión de las mismas. Mientras que el Ayuntamiento cede los terrenos y se convertirá en el primer municipio de España en contar con este proyecto de casas temporales. La directora de Cáritas Diocesana, Amparo Tierz, anunciaba esta nueva ubicación en la presentación este jueves por la mañana de la Memoria de 2021 de la entidad y agradecía al nuevo alcalde del Ayuntamiento de Fraga su buena predisposición.

Los técnicos municipales analizan la mejor ubicación para después proceder a su acondicionamiento. La previsión de Cáritas Diocesana es que estas casas puedan inaugurarse en septiembre en un acto al que acudiría la reina emérita Doña Sofía.

A la vez que tenía palabras de elogio hacia Fraga, la directora de Cáritas lamentaba que después de un año y medio de trabajo para que se asentaran en Monzón su ayuntamiento desestimara esta ubicación. El alcalde Isaac Claver justificó su rechazo por la decisión contraria manifestada por un grupo de más de 120 vecinos de la zona donde se iban a ubicar, a la que hay que unir el rechazo de algún partido político, indicaron fuentes municipales sin precisar quien. "El equipo directivo de Cáritas Diocesana nos quedamos bastante mal tras la negativa de Monzón pero ha habido personas que han querido que este proyecto saliera adelante y el Ayuntamiento de Fraga, a quien hay que dar las gracias, ha mostrado mucha predisposición", señaló Amparo Tierz.

El proyecto recala finalmente en Fraga a través de la mediación de la Cáritas Castrense de Aragón. Los beneficiaros de estas casas serían tanto inmigrantes como vecinos de la localidad que estuvieran en riesgo de exclusión habitacional.

Asimismo, la crisis humanitaria de la guerra de Ucrania ha abierto el foco del planteamiento inicial de este proyecto, puesto que podrían hacer uso de estes espacio también refugiados ucranianos, dadas las necesidades que han surgido en los últimos meses. Desde Cáritas recuerdan que ya se cuenta en la diócesis con dos espacios destinados a refugiados ucranianos: la Casa Calasancia de Monzón y la Casa Escolapia en Peralta de la Sal. En este sentido, en Barbastro también hay un proyecto para dar uso asistencial al albergue sito en la ermita de San Ramón.

Memoria de actividades en 2021

La presentación de la memoria de actuaciones realizadas en 2021 por Cáritas Diocesana deja importantes cifras que constatan la situación de crisis que estamos viviendo. La oenegé atendió casi 6.000 peticiones de ayuda y urgencia, de las cuales el 48% procedían de personas que la solicitaban por primera vez. Las atenciones se han realizado en sus ocho centros diocesanos, aumentando así los tradicionales de Barbastro, Monzón, Binéfar y Fraga. A estos se han unido los de Tamarite, Graus, Aínsa y Zaidín.

En el programa de inmigrantes se ha atendido a 280 personas, el 94% de las atenciones han sido hacia hombres. Uno de esos ejemplos ha sido la eliminación de una casa de temporeros ilegal en Albalate de Cinca gracias al compromiso del Ayuntamiento. En la localidad mediocinqueña se cuenta desde la pasada campaña con dos viviendas con capacidad para 15 temporeros.

En el programa de infancia y juventud, el 33% de los niños demandantes lo hacían por primera vez. Destaca en este ámbito las 278 clases de apoyo impartidas a menores. A ellos se unirán las colonias urbanas en Barbastro, Monzón, Fraga y Binéfar. Y en promoción de la salud, se han realizado 148 atenciones, la mayoría, un 64%, hacia mujeres, y en un 78.5% de forma individualizada.

Adicción a las pantallas

También se han realizado 256 atenciones individualizadas dentro de programa de prevención de adicciones drogodependientes, y que han contado con 47 afectados que han suado por primera vez este servicio. Desde Cártias recalcan que además de las drogas y el alcohol se constata una grave adicción a las pantallas digitales.

En el programa de discapacidad el taller ocupacional Nazaret en Binéfar forma a 16 personas y además se cuenta con un espacio lúdico en Monzón para este tipo de colectivos. A este respecto, la vivienda que se cerró en Binéfar para menores, será reacondicionada para que puedan vivir en ella un grupo de 6 o 7 vecinos con discapacidad.

Del programa de mayores destaca El Pisico, una vivienda tutelada que cuenta con un aumento de 23% de usuarios. En la inserción laboral, subrayan desde Cáritas que se ha atendido a 744 personas de las cuales 202 ya han accedido al mercado laboral y que se promueven proyectos de economía social como Insertare Binéfar, con doce personas discapacitadas trabajando, o Incluyen BarMon con cuatro tiendas de segunda mano que ha permitido reciclar 500.000 kilos de ropa y complementos. En estas cuatro tiendas trabajan 18 personas, diez de las cuales son puestos de inserción laboral.

La cantidad invertida en todos estos proyectos por parte de Cáritas Diocesana Barbastro– Monzón asciende a 1.620.170 euros, invertidos en un 46% por fondos públicos, un 38% por fondos propios y un 16% por capital privado. Para seguir manteniendo el nivel de inversión asistencial en la diócesis, el obispo Ángel Pérez ha pedido la colaboración de las 109.000 personas que habitan la zona oriental de la provincia de Huesca.

"En nuestra diócesis hay 109.000 cáritas, porque ya sean practicantes o no, creyentes o no, todos tenemos corazón y alma y nos conmovemos ante la necesidad. Tenemos que conseguir más voluntarios, más personas que se dediquen con sus retos y cualidades para que a nadie le falte el pan de la ternura y la solidaridad”, ha señalado en el marco de la presentación de la campaña con motivo de la celebración del Corpus Crhisti este domingo y que tiene como lema ‘Somos lo que damos. Somos amor’.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión