Huesca
Suscríbete por 1€

tribunales

Suspendido el juicio por el caso Sijena al no poder ser notificado Lluis Puig

Con la decisión adoptada se pretende evitar que el exconseller Puig pudiera recurrir al Constitucional o a instancias judiciales europeas por una presunta violación de sus derechos.

Los exconsellers de Cultura catalanes Lluís Puig (izquierda) y Santi Vila.
Los exconsellers de Cultura catalanes Lluís Puig (izquierda) y Santi Vila.
Efe

La magistrada del Juzgado de lo Penal nº 1 de Huesca ha decidido suspender el juicio que se debía celebrar mañana contra los exconsellers de Cultura de la Generalitat catalana Santi Vila y Lluis Puig tras constatar que la justicia belga no había podido informar aún a este último del inicio de la vista.

Según han informado fuentes judiciales, con la decisión adoptada se pretende evitar que el exconseller Puig pudiera recurrir al Constitucional o a instancias judiciales europeas por una presunta violación de sus derechos que derivaran en la anulación del procedimiento.

Estas fuentes han explicado que desde el juzgado oscense se solicitó hace unos días a la justicia belga que localizara a Puig, huido a ese país a causa del procés catalán, para informarle del señalamiento de la vista y de la posibilidad de que compareciera mediante videoconferencia.

Han añadido que a fines de la semana pasada y con el puente del Primero de Mayo por delante, desde Bélgica no se había informado aún al juzgado oscense.

Esta comunicación se ha producido finalmente este martes para informar de que no se había podido comunicar al exconseller Puig del señalamiento de la vista oral contra él y su antecesor en el cargo por negarse ambos a cumplir con el requerimiento judicial que les obligaba a devolver los bienes del patrimonio histórico artístico del Monasterio de Sijena.

Semanas atrás, el titular del Juzgado de lo Penal nº 1 de Huesca, trasladado la semana pasada a Zaragoza, descartó el planteamiento de la fiscalía belga de que Puig declarara por videoconferencia con el apoyo de un juez de instrucción o de la policía de dicho país.

Esta decisión se deriva de un escrito remitido previamente por la fiscalía de Bélgica en el que se advertía de que el sistema de videoconferencia impediría cualquier consulta "inmediata y confidencial" entre el acusado y el abogado desplazado al tribunal oscense para asistirle legalmente.

Petición que el juez oscense rechazó al considerar que no procedía la presencia de un instructor belga al no estar la causa en fase de instrucción, "ni mucho menos de la policía para su toma de declaración".

En su auto, este magistrado abrió la posibilidad a la fiscalía y a la acusación particular en nombre del Ayuntamiento de Sijena de solicitar la detención de Puig si consideraban "imprescindible" su presencia, a pesar de que las penas solicitadas, ninguna de prisión efectiva, permitirían celebrar la vista sin su asistencia física.

En respuesta a este escrito, el acusador particular, el letrado Jorge Español, se posicionó a favor de la detención y solicitó al magistrado que requiriera a la fiscalía para que informara si estaba de acuerdo con el arresto.

La fiscalía oscense, que reclamó inicialmente que Puig declarara presencialmente, decidió finalmente no instar la detención y esperar a que Puig fuera informado de la celebración de la vista.

El ministerio fiscal solicita para cada uno de los exconsellers penas de 11 meses de prisión y multa de 18 euros diarios durante once meses.

Por su parte, la acusación particular en nombre del Ayuntamiento de Villanueva de Sijena solicita la misma condena de cárcel pero la eleva a 300 euros diarios durante 11 meses, así como dos años de inhabilitación para ejercer cargos públicos. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión