Huesca
Suscríbete por 1€

La Escuela de Pastores de Aragón busca exportar su modelo a otros territorios

La Diputación de Huesca y el Patronato de Ordesa explican el proyecto en el Ministerio para la Transición Ecológica con la idea de incluirlo en programas europeos. 

Visita a la Escuela Pastores de San Juan de Plan.
Visita a la Escuela Pastores de San Juan de Plan.
DPH

La Diputación Provincial de Huesca, el Patronato del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido y el Ministerio para la Transición Ecológica estudian incluir la Escuela de Pastores de Aragón, ubicada en San Juan de Plan, en un programa europeo como proyecto piloto extensible a otros territorios. Ocho alumnos de todo el país inauguraron el pasado mes de marzo el primer curso de este centro pionero en la Comunidad, que intenta garantizar una cantera suficiente de profesionales formados para nutrir un oficio en peligro de extinción y apoyar a un sector, el de la ganadería extensiva, necesitado de relevo generacional.

El presidente de la Diputación, Miguel Gracia, y el presidente del Patronato Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, Modesto Pascau, mantuvieron una reunión con la directora general de Biodiversidad, Bosques y Desertificación, María Jesús Rodríguez, y con la subdirectora de Política Forestal y Lucha contra la Desertificación, Elsa Enríquez, para estudiar las posibilidades de que un programa europeo desarrollara la Escuela de Pastores de Aragón como modelo de gestión forestal y promoción de ganadería extensiva en el Parque Nacional de Ordesa y hacerlo extensible a otros territorios de similares características.

El encuentro ha sido el punto de partida para conformar un proyecto que obtenga fondos europeos que permitan favorecer el ganado extensivo, especialmente de ovino, porque resulta más afectado por la falta de cabañas en condiciones y por las normativas de protección. 

Uno de los fines más importantes, señala la Diputación, es que esta Escuela de Pastores de San Juan de Plan puede ser decisiva para impulsar el relevo generacional de las explotaciones ganaderas, en su mayoría familiares, y además se deben seguir dando pasos para la creación de rebaños comunitarios controlados también con tecnologías 5G que faciliten su control y localización.

Todo ello requiere de una inversión económica, además de la que puedan aportar los municipios y las instituciones más ligadas al territorio. Así se ha planteado estudiar la posibilidad que el Ministerio pueda encajar esta propuesta dentro de sus programas y desarrollarlo en Ordesa a modo de proyecto piloto que pueda extenderse a otros territorios de similares características.

La ganadería extensiva tiene "una importancia capital en la conservación del paisaje", argumenta Modesto Pascau, "pero hay otro factor crucial, que es la necesidad de una gestión forestal adecuada". "La extensión de masas boscosas se ha duplicado en el Pirineo y Prepirineo aragonés en el último siglo y también lo ha hecho la densidad. Es un caldo de cultivo que eleva el riesgo de incendios, por lo que se deben planificar políticas que recuperen el paisaje mosaico típico de ese territorio: una combinación de áreas características de alta montaña, con zonas boscosas, prados y parcelas de cultivo”, ha sentenciado el presidente del Patronato del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

De igual forma, durante la reunión se valoró que las dificultades que sufren las explotaciones ganaderas de montaña y la pérdida del paisaje tradicional del Pirineo son cuestiones a las que deben enfrentarse las instituciones, con la necesaria implicación del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, para promover proyectos de vida en las pequeñas localidades de montaña, que cumplen un papel fundamental en la preservación de los ecosistemas y el reequilibrio demográfico.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión