Huesca
Suscríbete

El tramo reabierto Campo-Congosto del Ventamillo estará limitado a 40 km/h durante el puente festivo

El Ministerio de Transportes advierte de que continúa en obras y se pueden producir cortes intermitentes ocasionales.

Los operarios de Carreteras del Estado han terminado de colocar las protecciones y los semáforos para regular el tráfico del congosto del Ventamillo tras el desprendimiento.
Congosto del Ventamillo, en la carretera N-260.
Subdelegación del Gobierno en Huesca

Los conductores que vayan a circular durante el puente festivo por la N-260, en el tramo entre Campo y el Congosto de Ventamillo, tendrán limitada la velocidad a 40 kilómetros por hora. El Ministerio de Transportes ha confirmado este miércoles que el día 3 se reabrirá la carretera, cerrada por obras de mejora desde el 18 de octubre, pero en condiciones de rodadura provisional, y ruega a los usuarios "la máxima precaución y respeto a la señalización en este tramo". Advierte además de que continúa en obras y se pueden producir cortes intermitentes ocasionales.  

El tramo está cortado para poder llevar a cabo la ejecución de los trabajos de mejora de la  la N-260 y las actuaciones destinadas a reparar los daños derivados del desprendimiento producido el pasado mes de febrero en el congosto de Ventamillo. Se reabre a las 6.00 del día 3. Una vez que pase la semana del puente festivo, se volverá a cerrar al tráfico desde las 6.00 del lunes 13 hasta la misma hora del viernes 17 diciembre y desde el lunes 20 al jueves 23, tal y como adelantó el martes la subdelegada del Gobierno en Huesca, Silvia Salazar. 

La intención del Ministerio, y así se lo comunicó a ayuntamientos y agentes sociales, es facilitar la afluencia de turistas en estas fechas, teniendo en cuenta a además el inicio de la temporada de esquí. De ahí que se reabra para el puente de la Constitución, los fines de semana y en Navidad.  

Las obras de acondicionamiento de la N-260 permitirán la ampliación de la plataforma de la N-260 desde los 5,5 m actuales hasta los 8 m, minimizando la ocupación y el impacto en las zonas más conflictivas que discurren junto al río Ésera mediante la construcción de voladizos apoyados y anclados a la roca. De esta manera se facilitará el cruce de dos vehículos pesados o autobuses, que ahora mismo es muy difícil. Además, el proyecto incluye la ejecución de dos túneles de 265 m y 540 m de longitud respectivamente. El presupuesto de las obras asciende a 35,7 millones de euros.

El Ministerio insiste en que todo el acondicionamiento se ha diseñado con especial atención a los condicionantes medioambientales "y de tal modo que las afecciones a los usuarios durante la ejecución de las obras sean las menores posibles". Para ello, se está en contacto permanente con las asociaciones y ayuntamientos de la zona, informándoles de las actuaciones que se van a llevar a cabo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión